martes, 23 de septiembre de 2014

¿Más paliativos a los problemas en el río Napo?



Comparto algunos hechos que se coordinó con la DIRESA:
Con el afán de agilizar la acción del estado, el Centro de Salud de Santa Clotilde pudo coordinar rápidamente en Iquitos sobre la situación que se está presentando en la localidad de Camposerio. El Dr. Yuri Alegre, director regional de Salud de Loreto manifestaba ya el viernes 19 que una brigada se estaba preparando para asistir con unas cajas de medicinas y personal especialista a la zona.

 En unas conversaciones por teléfono se pudo poner de conocimiento al MIMP para el apoyo necesario y velar por los niños de la zona que son los primeros afectados en esta, al parecer "epidemia" que ya lleva más de dos semanas.


Ruth Akin, del MIMP logró poner de conocimiento esta información y solicitó el apoyo respectivo a la Marina y a la FAP, según lo señala un email que envió el 20 de setiembre, para ver posibles traslados si lo hubiere.

Es bueno saber que para que se efectivice el trabajo se tendría que contar con el personal bilingüe kichwa, enfermeros y técnicos que tiene la micro red del Napo. Esto facilitaría una mejor comprensión de la situación para la población. Y el ideal, que se pueda ir casa por casa para detectar in situ posibles casos que hubieran, no solo en Camposerio, sino también en Aushiri, Paula Cocha, Monterrico, Ingano Llacta, que son las comunidades contiguas al lugar de los acontecimientos. 

Tengo, a nivel personal, una reflexión que sacar de todo esto.

 En primer lugar, que bien que en el estado haya personas con buena voluntad que ponen sus oficios para que situaciones como esta sean atendidas. Conversé con algunos entendidos en el tema, y todos llegan a la conclusión que lo lamentable es la cuestión burocrática para efectivizar acciones inmediatas como esta que se presenta en el Alto Napo.

 En segundo lugar, este blog no tiene la intención de mal informar a la sociedad civil o quizás, como ya lo ha mencionado la sra. Jenny Yamamoto, de querer manipular la información. La intención mía, Y REPITO HABLO A TÍTULO PERSONAL, Y NO COMO REPRESENTANTE DE LAS COMUNIDADES INDÍGENAS, sino que hablo como misionero, la intención es que este medio pueda recoger de primera fuente, osea de la población del Napo, sus preocupaciones, sus desconciertos, y si es posible sus propuestas.

Dra. Jenny Yamamoto, AGRADEZCO MUCHO el haberse  preocupado por responder a la misiva. Seguro estoy que tenemos que mejorar todos en aras de buscar lo mejor para las poblaciones fronterizas en esta parte del país. Es mi labor de misionero compartir lo que viene sucediendo. Venimos trabajando con el MIMP, y muy bien, hace dos años. El esfuerzo de uds me anima, y me da esperanza. Si embargo, no puedo dejar de pensar que los que están primero en mi corazón y en mi mente son las comunidades con quienes convivo, cada niño, cada niña, cada persona que estoy seguro ni enterado está de estas cosas que intercambiamos porque no cuentan con los medios para hacerlo.

El estado peruano tiene en el Napo la gran oportunidad de demostrar su cercanía a la población de la frontera. Nos tocó a los que vivimos en esta parte del Perú ser el objetivo de una Estrategia de Acción Social, que insisto, y lo piden las organizaciones, tiene que ser evaluada en el mismo lugar, en razón de que toda política se pueda dialogar con las organizaciones indígenas y sociedad civil organizada presente en la zona.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Alto Napo - Nueva directiva ORKIWAN - Pronunciamiento



“AÑO DE LA PROMOCIÓN DE LA INDUSTRIA RESPONSABLE Y DEL COMPROMISO CLIMÁTICO”

PRONUNCIAMIENTO

La Organización Kichwaruna Wangurina del Alto Napo – ORKIWAN, durante el XVIII Congreso  Ordinario realizado en la comunidad nativa de Monterrico, se reunieron los apus y representantes de 23 comunidades de base, los días 29 y 30 de agosto del 2014 han acordado dar a conocer al Presidente Constitucional de la República del Perú, Ollanta Humala Tasso; a los Congresistas de la República, a los Ministros de Estado, al Presidente del Gobierno Regional de Loreto, Iván Enrique Vásquez Valera; al Alcalde de la Municipalidad Distrital del Napo, Manolo Piñan Valerio, al Alcalde de la Municipalidad Distrital de Torres Causana, Prof. Gabriel Ashanga Jota y a todo el pueblo en general, lo siguiente:

  1. Presentar a la NUEVA JUNTA DIRECTIVA período 2015 – 2016 que tendrá la responsabilidad de conducir ésta organización:
PRESIDENTE: Prof. Querven  Noteno Oraco, docente de la C.N. Yarina Llacta.
VICE-PRESIDENTE: Sr. Edwin Justo Noteno Oraco, de la localidad de Cabo Pantoja.
SECRETARIO DE ACTAS Y ARCHIVO: Sr. Julio Damián Canelos Siquihua, Apu de la C.N. Torres Causana.
LIDEREZA DE LA MUJER INDÍGENA: Prof. Mery Papa Licuy, Docente de C.N. Monterrico.
TESORERO: Sr. Hermógeno Estrella Panduro, Apu de la C.N. Puerto Elvira.
CONSEJERO: Sr. Oswaldo Noteno Coquinche, Apu de la C.N. San Carlos.

  1. Presentar a la Nueva Junta Directiva del Programa de Educación Bilingüe Intercultural del Alto Napo – PEBIAN, período 2015 – 2016, quienes tendrán la responsabilidad de impulsar en diálogo con el Estado Peruano una educación de calidad desde la propuesta intercultural napuruna. Los profesores elegidos son:
COORDINADORA PEBIAN - Profesora Neyla Mozombite Sandoval 
1° ESPECIALISTA PEBIAN - Profesor Lucio Taricuarima Macanilla
2° ESPECIALISTA PEBIAN - Profesor Elmer Tushupe Noa

3.       La Asamblea en pleno manifiesta:
a.       ORKIWAN es la máxima representación de los pueblos del Alto Napo. Valoramos nuestra historia e identidad como pueblo napuruna. Desde el año 1974 son 40 años de trabajo por los pueblos indígenas kichwas y secoyas del Alto Napo.
b.      El Estado Peruano representado por sus Organismos Gubernamentales tiene que DIALOGAR con la organización cuando haya la intención de implementar cualquier política pública o planes que quieran beneficiar a la población napuruna.
c.       Conjuntamente con FECONAMNCUA – Federación de Comunidades Nativas del Medio Napo, Curaray y Arabela – estamos impulsando nuestra AGENDA POLÍTICA COMÚN que nos permitirá plantear desde nuestra visión como pueblos napurunas las mejores condiciones de vida desde nuestra cosmovisión indígena.
d.      Nos preocupa todo proyecto, plan o programa que no sean consultados con la población indígena.
e.      RECHAZAMOS la forma de cómo viene trabajando la PIAS – Plataforma Itinerante de Acción Social – sobre todo en lo que respecta a la atención de salud y los programas sociales que se están implementando  en la cuenca. Queremos que esta estrategia de acción social con sostenibilidad sea evaluado en la comunidad de Monterrico con la presencia de los beneficiarios, apus, autoridades comunales, personal de la Micro Red de Salud del Napo y público en general. Promovemos este diálogo porque consideramos que es justo.
f.        NECESITAMOS urgente PLAZAS ESTABLES DE PROFESIONALES EN MEDICINA para la localidad de Monterrico y Pantoja. Nos preocupa que la salud de nuestros niños, niñas, adolescentes y ancianos sigan en riesgo por la ausencia de una buena y adecuada atención de salud. Exigimos pronta solución a esta demanda.
g.       Nuestros niños y niñas no empiezan sus clases a tiempo por ausencia de los profesores. Una mejora y ágil contratación de docentes a  tiempo ayudaría mucho para que se cumplan los objetivos y las metas que cada docente tiene respecto a su labor pedagógica.


Queremos seguir promoviendo el DIÁLOGO CONSTRUCTIVO Y CONCERTADO. Esperamos que llegue el día en que las comunidades indígenas del Alto Napo se puedan sentar con los funcionarios y representantes del Estado Peruano a compartir y buscar juntos las mejores formas que nos lleven al SUMAK KAWSANA – Buen Vivir.


Angoteros, 30 de agosto del 2014



Manuel Antonio Canelos Duende
PRESIDENTE ORKIWAN






En el Alto Napo... la PIAS no tiene capacidad resolutiva

Una vez más se pone en evidencia que las políticas y los buenos intentos por hacer bien las cosas no tienen resultados positivos en la cuenca del río Napo.

Ya van cinco niños en diez días que son víctimas mortales de una extraña "epidemia" que causa zozobra en la zona. La población sencilla desde su forma de ver las cosas, asiste al chamán o curandero. Otros asumen que alguna planta medicinal podría dar resultados frente a un cuadro que preocupa. Fiebres altas, vómitos, diarreas con sangrado, cólicos, son los síntomas que se reportan desde la localidad de Camposerio - distrito de Torres Causana - provincia de Maynas. Parece que no es malaria. Algo extraño tiene que ser estudiado. Temo que la contaminación,  por derrames petroleros,  de las aguas del río Napo están trayendo probablemente serias consecuencias y ponen en riesgo la vida de la población más vulnerable: niños, niñas y comunidades indígenas de la frontera peruano ecuatoriana.

Lo raro de todo esto es que hace cuatro años la Organización Kichwaruna Wangurina del Alto Napo - ORKIWAN - viene transmitiendo a través de pronunciamientos que la salud de la población del distrito de Torres Causana y los pueblos del Alto Napo - distrito del Napo están viviendo una suerte de abandono. NO HAY MÉDICOS, NO HAY MEDICINAS, NO HAY CAMPAÑAS DE PREVENCIÓN, NO HAY INFRAESTRUCTURAS PARA LABORATORIOS SIENDO ESTA UNA ZONA ENDÉMICA, Y PARA COLMO NO HAY COMBUSTIBLE PARA HACER FUNCIONAR LOS MOTORES DE LUZ DE LOS PUESTOS DE SALUD.

Parece que lo único que hay es la buena voluntad de un pequeño grupo de técnicos y profesionales en salud, NO MÉDICOS, que hacen tremendos esfuerzos por atender con lo poco que tienen. Y ahora estos últimos meses un Buque de la Marina de Guerra que no responde a la problemática real, porque solo tiene atención mínima de salud. Hasta el Comité Multisectorial señaló en su debido momento que se reparte algunas pastillas y solo analiza gota gruesa. ORKIWAN en su último pronunciamiento del 30 de agosto cuestiona esta labor (ver pronunciamiento del 30 de agosto del 2014).

La población del Napo se puede sentir engañada por esta forma como se viene actuando en la cuenca. La Plataforma Itinerante de Acción Social, al parecer, NO TIENE CAPACIDAD RESOLUTIVA cuando se presentan casos de emergencia. En la PIAS hay un yate con un motor 150 HP fuera de borda, que se tendría que aclarar a la población qué uso se le da,  quizás solo para dar seguridad a la embarcación de la Marina de Guerra. Da la impresión que no sirve para nada. Si este yate hubiera podido trasladar a los niños hasta por lo menos a Santa Clotilde, al Centro de Salud, otra sería la historia. ESTE CENTRO DE SALUD DE SALUD DE SANTA CLOTILDE ES DE NIVEL I-4 CUANDO DEBERÍA SER II-1, porque está demostrado que tiene capacidad resolutiva durante muchos años.

Ahora la DIRESA Loreto, después de la alerta presentada, hace toda una expedición enviando unas nueve cajas de medicinas, un experto en epidemiología, un laboratorista y una enfermera, y el doctor Yuri Alegre se encarga de felicitar a la Marina de Guerra por su accionar en la cuenca con la PIAS. Pero igual, no hay médicos en todo el distrito.

Lamentable situación que se vive en el Napo. Y todavía recordamos las palabras del mismo presidente Ollanta Humala que en Santa Clotilde hace dos años inauguró SAMU mandando pintar los botes de la Misión Católica para que actúen de ambulanchas, cuando estos botes tienen unos 20 años de antigüedad. Que lástima que el estado se jacte de trabajar una estrategia conjunta para atender a los niños y niñas y esta estrategia no da resultados reales.

La micro red de salud del Napo no tiene una ambulancia que pueda trasladar las emergencias. Contamos con unos botes y motores que necesitan un serio mantenimiento. El actual presidente regional de Loreto en dos períodos de gobierno no se ha preocupado por las poblaciones vulnerables de la cuenca del Napo. Si algunas autoridades creen que con la PIAS se está haciendo mucho, pienso que es una estrategia no bien trabajada. Que fácil es celebrar 100 mil atenciones de salud en la PIAS y cuando esta estuvo en la localidad de Monterrico y de Camposerio y no supo que hacer, probablemente pensó que las familias afectadas tendrian que ir primero al buque. Y para colmo se acaba de ir porque tiene un plancito que cumplir con los otros pueblos. Parece que los teléfonos, la internet, el yate, el motor 150 HP, y toda la tecnología que supuestamente cuenta "esta navecita petrolera" es un engaño más a la población de la cuenca del Napo.

Con mucha seriedad las organizaciones indígenas, el Comité Multisectorial y los Comités de Vigilancia Social de la cuenca piden un serio diálogo y evaluación de todo esto, pero en el Napo.

No nos parece justo que algunos se llenen la boca que están haciendo trabajos en beneficio de un Plan que no responde a la problemática real de los pueblos del Napo. No es justo que se sigan alabando el trabajo de la Marina de Guerra y de la empresa petrolera, como si ellos tuvieran responsabilidad directa frente a los problemas reales que aparecen. El napuruna es también peruano y sujeto de derechos como todos los demás que vivimos en este país.

La muerte de estos niños y niñas traerá una factura muy grande por la inoperancia y la incompetencia de aquellos que se jactan de trabajar por la cuenca del Napo, incluso de aquellos que han planteado un "plan llamado amazonas". No se sabe quien manda a quien ese buque tópico. El enfermero o el promotor de salud de esta parte del Alto Napo no es escuchado. Solo le dicen que no tienen competencia en esto. Y que no hay medicinas. Recuerdo que en una oportunidad en el río Curaray le mordió la víbora a un poblador y solicitaron a la PIAS Pastaza, y esta no contaba con un suero anti ofídico en su haber. Sin embargo, existen grandes listas firmadas por el personal que trabaja en estas Plataformas que señalan que "de verdad" se entregaron medicinas a la población.

Si el personal médico que existe en el buque no puede salir de él para atender emergencias, ¿para qué está entonces allí?. PRIMERO, NO HACER DAÑO... es el juramento hipocrático. Aquí en el Napo parece que este principio no funciona, porque comenzando por el personal que "pasea" en los buques no puede mover ni un dedo para resolver problemas en este nivel.

Gran IDEOTA lo de la PIAS. Gran engaño que la población  está empezando a manifestar sobre esto. Y que Ollanta Humala venga a pedir perdón a los napurunas por ser un mentiroso. Un gobernante se debe al pueblo y no al poder económico reinante en el Perú.

jueves, 11 de septiembre de 2014

INSISTO: Se tiene que invertir en el diálogo

No se puede permitir una verticalidad en procesos de búsqueda del Bien Común

Desde el conflicto amazónico allá por el año 2009 se ha empezado a vislumbrar una seguidilla de situaciones nuevas que han traído profundos cambios en la vida de los pueblos del Napo. Recuerdo que el primer conflicto empezó en abril del 2009 en pleno río Napo cuando poblaciones indígenas se vieron en la necesidad de bloquear el río porque veían una amenaza latente y fuerte que cambiaría sus vidas, y sí que las cambió.

Los pueblos del Napo han sido testigos de actitudes contrarias a principios culturales napurunas que han empezado a quebrar la armonía o por lo menos la tranquilidad del cada día en la comunidad. Ahora ya no son caucheros, ni madereros, ni buscadores de oro, ni regatones. Ahora son extranjeros con un gran ímpetu de codicia que con la bendición de los gobiernos de turno han permitido a diestra y siniestra una serie de concesiones mineras y petroleras en una región que todavía sigue siendo la "cenicienta" respecto a la costa o la sierra que tienen procesos mucho más trabajados.

La debilidad de quienes nos gobiernan frente a tan jugosas primas y regalías o quizás la podríamos llamar "comisiones" por permitir o crear leyes que benefician el ingreso de grandes economías, pero sobretodo de empresas, al parecer, irresponsables que lo único que han empezado a dejar son secuelas de muerte y destrucción de la aún todavía "maravilla natural".

Tenemos nosotros culpa, y mucha, de no conocer realmente esta parte de nuestra historia. La población peruana en general no cuenta ni un mínimo de idea de lo que es y que significa la palabra Amazonía en el ideario o en la vida de un pobre escolar. La selva como región no cuenta. Y esto es el punto de partida para no saber como empezar un proceso de diálogo real. No hay políticos ni políticas que hayan construido un planteamiento concreto para empezar a cambiar esto. Las curriculas escolares siguen con su esquema tradicional que se impone porque no se está trabajando un verdadero contenido de esta región, primero en las escuelas, segundo en los colegios y tercero en las universidades. Aquí en la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana el nivel de investigación es casi nulo. Y a veces creo que los pocos egresados se han acostumbrado a repetir lo poco o mucho que han leído, salvó algunas excepciones que merecen nuestro respeto.

La diversidad de lenguas, idiomas y dialectos también juegan un papel importante en esta falta de propuesta seria por buscar un verdadero y justo diálogo. No hay expertos que hayan trascendido en el estudio de las lenguas y de las costumbres, que por cierto son muy diversas y ricas, y no dejan de ser complejas. Pareciera que esto para el inversionista es un punto a favor, porque así nadie comprendería realmente lo que se está haciendo en la selva. Esta situación trae consigo diversos momentos en estos últimos 40 años en esta parte del Perú. Si antes los indígenas no sabían leer ni escribir y por lo tanto no firmaban ningún contrato, a pesar que ya sus ancestros habían vivido expropiaciones de tierras, ahora las nuevas generaciones han pasados de ser además de profesores o técnicos en salud, a ser estudiantes universitarios con visión de ingenieros, empresarios, médicos, abogados. En unos cinco años más ya tendremos los primeros napurunas médicos, obstetraz, ingenieros, abogados, pero napurunas de verdad, identificados con su lengua o su etnia. Ellos quizás pudieran tener mucho o algo que decir, pero lamentablemente podría ser muy tarde porque cuando han vuelto de la ciudad, sus pueblos han cambiado mucho por que los territorios de sus abuelos han sido entregados a inversionistas extranjeros.

Empresas petroleras como Perenco, Repsol entre otras ya han empezado a cosechar frutos de tanta inversión en esta parte del Perú. Todavía queda mucho por aprender porque hay algo que no ha sido resuelto. No hay un proceso serio y sincero de diálogo con las partes interesadas, pero sobretodo organizadas. La práctica de diálogo es cuestionable. Perenco sólo dialogó con Buenavista y otra más. Y Buenavista no quería que los "beneficios" de esta extracción lleguen a otras más. Perenco sólo dialogó con la comunidad involucrada directamente en el territorio otorgado a ellos. Ahora le pasa factura este proceso mal hecho. Nunca un diálogo puede ser tan vertical y exclusivo porque trae serias consecuencias. Seria bueno dialogar con instituciones que reúnen o congregan a poblaciones o instituciones organizadas, como las federaciones. Y ahora está el Comité Multisectorial del Napo.

Hace 40 años empezaron en el Napo experiencias de organizaciones todavía muy débiles que señalaban que esta parte del territorio que habitan les pertenece y agradecían al presidente Juan Velazco Alvarado el haberles devuelto sus tierras en algún momento quitadas por algún "patroncito" con complejo inglés o español o portugués. Hoy hay organizaciones que han aprendido a sobrevivir fruto de tantas luchas por conservar lo poco que se les reconoce. Cabe recordar que recién la Constitución del año 1979 le daba al indio derechos ciudadanos que antes se les negaba porque "eran o simplemente no eran", "estaban o simplemente no estaban". Hoy no se puede negar que una cultura de resistencia ha permanecido por estos años. El Napuruna es silencioso pero no tonto, es pacífico pero no pasivo. El Napuruna es un contemplativo de lo que sucede. Un proceso lento hace que se habra a un diálogo sincero y abierto porque las llagas de la explotación cauchera y las heridas de las masacres todavía están presentes como un trauma que nadie en el Perú ha querido en justicia empezar a sanar. Por eso el silencio y la desconfianza.

Hoy nos ha llegado la inversión privada muy poderosa por cierto, incluso con seguridad incluida. El Napo está de moda para el gobierno, par las fuerzas armadas y ahora para las instituciones del estado que todavía no entienden porque las llevan a pasear por el río siguiendo la estrategia de Francisco de Orellana cuando por primera vez navegó por este río mirando de "arriba" a los que parecen que están abajo. Claro está que encima de una embarcación todo se ve desde arriba.

El Napo está de moda y con ellos los conflictos. Una seguidilla de enfrentamientos. Las causas son varias, pero el fondo es uno solo. El que ha logrado ingresar desde afuera cree que puede hacer lo que le da la gana con la venia del gobernante de turno. Pareciera que la empresa privada tiene una idea muy sesgada de lo que significa en realidad el término conflicto. O no tiene una idea de conflicto o simplemente se proteje en su condición de ser privado para no abrirse al diálogo. O no quiere tocar el tema, porque es más fácil decir que las cosas andan bien cuando en realidad es que LOS CONFLICTOS SE SILENCIAN PORQUE NO CONVIENE PARA LA IMAGEN DEL PAIS O DE LA EMPRESA.

Lo cierto es que las muertes han empezado, las pérdidas materiales aumentan. La paz y la tranquilidad se han convertido en lindas palabras. Grandes "mounstruos" andan por encima del río y no por debajo como los mitos nos han hecho creer por años. El peque peque ha pasado a ser víctima o presa de inmensas olas que abrazan canoas y las voltean. Nadie reglamenta la navegación en lo ríos ha pesar que hay víctimas que gritan en el silencio por no ser escuchadas. Me parece patético escuchar a un policía o a un fiscal en la ciudad de Iquitoa que sí se presentan este tipo de situaciones se les recomienda a la población que viaje a Iquitos a poner la denuncia, como si la ciudad de Iqutos quedara a la vuelt de la esquina. Es bueno decirlo: la empresa no quiere dialogar, el estado peruano no invierte en este tipo de procesos y la población organizada en el Napo ya empezó a pedir un diálogo sincero PERO EN EL NAPO.

Ni la oficina encargada en conflictos de la. Presidencia del Consejo de Ministros tiene en cuenta esto. Nadie quiere venir al Napo a escuchar a las partes. Lo "oficial" es lo que la empresa o la Marina de Guerra -su protectora- señalan. Mientras tanto que siga la extracción porque como dice la Primera Ministra Ana Jara, "sólo la inversión privada nos sacará de la pobreza". Lamentable afirmación porque la Amazonía en realidad no cuenta, y sí cuenta solo cuando hay un proyecto que genere recursos económicos "para disque todos y todas".

Hace poco regresé del Alto Napo. Un anciano poblador dijo en runa shimi: "si me dicen que soy indio no lo niego. Soy Napuruna. No hay que tener miedo ni vergüenza. Ellos nos tienen que escuchar".


Instalaciones del lote 67 corren riesgo de ser tomadas

Por acuerdo de comuneros se decidió tomar las instalaciones del lote 67 en Buenavista Viejo - distrito del Napo

Por incumplimiento de acuerdos se tomó la medida


Romer Rosero Silva, Apu de la Comunidad Nativa Arabela de Buenavista ubicada en el río Arabela, Sub cuenca del río Curaray en el distrito del Napo, provincia de Maynas, donde se ubica el lote 67 trabajado por la empresa Perenco, frente al incumplimiento de acuerdos firmados en junio pasado, han decidido tomar las instalaciones del lote 67.

La empresa anglo francesa Perenco a quien el estado peruano ha otorgado la conseción petrolera del lote 67 ha venido incumpliendo acuerdos con la comunidad de Buenavista, así lo señala el coordinador de la comunidad de Buenavista en Iquitos, el señor Victor Hugo Celis Panduro. Por vía telefónica habló que ayer por la mañana se convocó a todos los moradores mayores de 18 años a salir hoy rumbo a la zona llamada Buenavista Viejo. En sus embarcaciones llamadas peque peque un aproximado de 120 personas partieron hoy por la mañana, de la comunidad para protestar de esta manera. Quienes incluso manifiestan cerrar la toma de donde sacan el petróleo.

Esta decisión fue tomada por los últimos desacuerdos e incumplimientos por parte de Perenco que la comunidad denuncia. Cabe recordar que en junio 2014 la comunidad tomó la medida de cerrar el río. Fueron reprimidos por las fuerzas del orden. Se firmó un acuerdo. Por parte de la empresa estuvieron en la zona la Sra. Rocío Mendoza y el Sr. Óscar Cervantes y por parte de la comunidad el Apu quien la representa.

Ellos señalan que frente a las demandas en temas de salud, educación, entre otros que los pobladores vienen suscribiendo acuerdos donde la empresa se comprometió cumplir, estos han quedado en el papel.

Se teme que nuevamente la empresa Perenco en coordinación con las fuerzas del orden vuelvan a reprimir a la población. La Doctora Lisbeth Castro, encargada de la Oficina De la Defensoría del Pueblo en Loreto, está investigando los hechos. Ella recomienda a la comunidad que sí hubiera un incumplimiento de acuerdos lo que tendría que hacer la población es presentar su denuncia a la dirección de asuntos sociales del Ministerio de Energía y Minas quienes son los encargados de sancionar este tipo de incumplimientos y hace un llamado a retomar el diálogo.

Una experiencia de acompañamiento al pueblo amazónico

AMAZONÍA: DESAFÍOS Y PROSPECTIVAS PARA LA CASA COMÚN Convención en preparación para el Sínodo de la Amazonía Organizado por la Ponti...