martes, 10 de octubre de 2023

BOLIVIA: Que se apruebe una nueva Ley de Aguas

 

Sinodalidad y Laudato Si' - tiempos de escucha y de diálogo por la casa común


Para la Misión Oblata de Turco, el tiempo de la Creación concluyó el pasado seis de octubre con la realización del ENCUENTRO PARROQUIAL en la parroquia San Pedro Apóstol de Turco, ubicada en la provincia de Sajama, departamento de Oruro. Participaron allí los representantes de los grupos eclesiales de Chachacomani, Sacabaya y la parroquia de Santiago de Andamarca.

P. Calixto Mamani, OMI - párroco de Turco - acompaña junto a los profesionales de CEPA el Encuentro Parroquial 2023



Después de hacer un análisis crítico de la realidad acerca de la situación de sus tierras, de los lagos, de su medio ambiente, de la problemática del agua, de la situación de la minería y de lo que cómo les está afectando la crisis climática, los agentes de pastoral a la luz de las enseñanzas del Papa Francisco en su encíclica Laudato Si', decidieron emitir un manifiesto donde se:

Reafirman su compromiso como parroquias a seguir orando por la acción climática, el agua y el medio ambiente. Que las misas y los momentos de oración continúen con esta práctica. Al mismo tiempo, como parroquias quieren fortalecer su trabajo en todas las comunidades campesinas e indígenas y llegar a cada centro poblado.

Dada la importancia del estudio de la Laudato Si', se comprometen a socializar los contenidos de la encíclica en las comunidades de base y en las organizaciones sociales, todo ello con una fuerte preferencia de trabajar con los jóvenes y mujeres acerca de las implicancias del cuidado de la casa común.

 

Además de señalar algunas propuestas y acciones para el cuidado de la casa común, tales como: 

cuidar y proteger las fuentes de agua, los bofedales y los ríos. Un trabajo conjunto entre las comunidades locales y sus municipios implementando normas acerca del cuidado y manejo integral del agua, implementar proyectos de reforestación (priorizando especies nativas).

Otra de las propuestas trata de cómo ir trabajando con los municipios y autoridades originarias la recuperación de sus praderas nativas. Priorizar, por ejemplo, la siembra, la crianza y la cosecha del agua, como actividad fundamental que les permita enfrentar las sequías que van en aumento en esta parte del globo.

Una actividad que compromete a cada persona y familia es de mantener limpias las comunidades. Esto se lograría con el apoyo de las unidades educativas y de las organizaciones sociales de base.

 

Por lo tanto, ES URGENTE tomar acciones de socialización en cada una de las comunidades acerca del cuidado de la casa común,, pero principalmente el agua; cómo enfrentar como pueblo la crisis climática con acciones concretas como la reforestación, involucrando a la niñez, la juventud, dando protagonismo, especialmente a las mujeres.

Sin duda, como pueblos aymaras en toda esta región, ir recuperando las costumbres y los rituales de agradecimiento y de petición del agua. Todos estos ritos tienen que ser primero con Dios. Lo que quieren es a través de ayunos de sanación pedir la cura de la madre tierra, del agua y del medio ambiente.

¿Qué exigen a sus autoridades?

Que se comprometan con la casa común. Que en cada organización indígena originaria y campesina crear la secretaría y/o comisión de medio ambiente, cuyo tarea será la de vigilar el uso racional del agua en las comunidades.

Que los municipios asuman la responsabilidad de analizar las aguas de las vertientes y fuentes de agua. Preocupados por la calidad del agua que consumen, los participantes exigen constantes monitoreos de la calidad del agua.

Que la gobernación de Oruro implemente políticas a nivel departamental acerca de una adecuada educación ambiental, reforestación y manejo adecuado de los residuos sólidos. Se le exige así, leyes que cuiden, protejan y conserven los ríos, los lagos, las vertientes y las áreas verdes.

Que la Asamblea Plurinacional de Bolivia apruebe una nueva Ley de Aguas para la vida.

Con todo ello, lo que exigen es que las autoridades municipales, departamentales y nacionales asuman una política de agua para hacer frente a la crisis climática en corto, mediano y largo plazo. Un mayor control a las empresas mineras e industrias que están causando daños al medio ambiente y al agua. Que realmente se sancionen todo tipo de atentado ocasionado por las empresas extractivas.



Al final, haciendo uso del derecho que cada pueblo indígena originario y campesino tiene, el Estado debe respetar el derecho a la consulta previa, libre e informada y su respectivo consentimiento. No pueden ingresar proyectos mineros sin consulta previa ni consentimiento de parte de las comunidades. Se insta a las instancias gubernamentales a precautelas los derechos de los pueblos indígenas.









Boletín BOLPER - Nro. 09 - del 28 de febrero de 2023

Esta novena edición del Boletín BOLPER , es una edición especial, porque en ella desarrollamos los contenidos de nuestra primera Asamblea co...