viernes, 21 de abril de 2023

Siembra un árbol, siembra esperanza. Reflexión acerca del 37 Capítulo General OMI - 2023

Siembra un árbol, siembra esperanza

Una reflexión acerca de mi experiencia en el Capítulo

Por Roberto Carrasco, OMI

Delegación General BOLPER

Sembrando un árbol

Mientras estaba sembrando plantones de shiringa1  en un terreno cerca a la misión Oblata de Aucayacu - Perú, recibí un mensaje de whasApp del P. Warren Brown, OMI. Sembrar shiringa, era un pequeño proyecto donde dos Oblatos y un grupo de jóvenes de la parroquia Jesús Salvador nos habíamos propuesto reforestar unos 4,000 plantones de Hevea brasiliensis. Recuerdo que era mediodía del 29 de abril del 2022. En Roma se desarrollaba la Sesión Plenaria del gobierno central. 

Esa misma tarde me comuniqué con P. Warren Brown, OMI. Me dió la noticia de que el P. Louis Lougen, OMI - ex Superior General - había recibido el consentimiento unánime de su Consejo para erigir la nueva Delegación General BOLPER, que nacería el 21 de mayo de 2022. Junto a esta buena noticia, me comunican que había sido elegido para ser el primer Superior Mayor de esta nueva unidad en la congregación. Fue como recibir un paquete lleno de cosas que no me lo esperaba. Estábamos a pocos meses de celebrarse el 37 Capítulo General en Roma. 

Todo fue muy rápido en tres meses. Probablemente soy uno de los últimos a quienes se le anunció que participaría del próximo Capítulo.

Indudablemente Dios me sorprendía con una nueva experiencia en mi vida oblata, mientras estaba sembrando árboles. La shiringa - en mi vida misionera - tiene un significado muy profundo. Me trae el recuerdo de mi visita a La Casa Arana, ubicada a orillas del río Igará Paraná, La Chorrera - Amazonía colombiana. Este era el principal centro de acopio del caucho, conocido como el Paraíso del Diablo porque allí se desarrollaron las mayores atrocidades del “holocausto del caucho“2 . El mayor auge de la explotación de las gomas silvestres de la Amazonía, comprendió el período de fines del siglo XIX y 1914.


Siembra esperanza

Vengo de vivir una experiencia misionera junto a pueblos de la Amazonía peruana. Sin duda, al enterarme de mi participación en el 37 Capítulo General, lo primero que vino a mi mente y a mi corazón era que este es el espacio oportuno para compartir lo vivido como misionero Oblato en estas tierras de misión. Sentía que ha llegado el momento de volver a prestar atención a una realidad con todos los límites y exigencias que ella impone. Me refiero a lo que el Papa Francisco nos dice en su encíclica social: “escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres“ (LS 49). 

Cuando profundicé en el estudio de la encíclica Laudato Si‘, ella se hizo parte de mi vida de oración y se convirtió en una fiel compañera en la misión. Los dos primeros años que viví en la Casa General, uno de los temas que más compartía con mis hermanos en la comunidad era acerca de esta encíclica social y de cuánto nos ayudó en la misión que tuvimos en el río Napo - Loreto, Perú. La propuesta del Papa Francisco acerca de lo que implica la ecología integral (LS 137) cuestionaba mi vida oblata, y todavía cuestiona mi forma de ver la misión, de estar junto a los pueblos indígenas y mi relación con Dios y la Madre Tierra, nuestra casa común.

Por ende, esto se volvió en mi primera expectativa frente al 37 Capítulo General. Recuerdo mi primer impulso por el tema, empezó en la capilla donde cada día pedíamos la luz del Espíritu Santo. Me preguntaba: ¿qué estamos haciendo los Oblatos para dar respuestas atrevidas al llamado que nos hace el Pontificado del Papa Francisco? ¿Cómo los documentos del Papa Francisco nos pueden ayudar a convergir a los Oblatos a tener la mirada y el accionar audaz frente a este único grito: el de la casa común? ¿Cómo hacer nuestras las palabras de Francisco: “sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo“ (EG 27)? 

La segunda expectativa que traje conmigo - y esta está totalmente unida a la primera - fue ¿cómo la realidad panamazónica sigue cuestionando mi ser como misionero Oblato de María Inmaculada hoy?, porque sin duda, “la realidad es superior a la idea“ (EG 231).  

Entonces, este 37 Capítulo General podría ser el espacio para seguir soñando junto a Francisco respecto a un camino imprescindible llamado conversión, que el Santo Padre nos insta a seguir. El sueño social, el sueño cultural, el sueño ecológico y el sueño eclesial (Cf. QA 7) son las rutas a seguir que marcan el camino sinodal y de conversión que toda la Iglesia está discerniendo en cada rincón a donde llega la Palabra de Dios.  

Volver a Roma y trasladarme a Nemi para encontrarme con los demás oblatos que representan a todas las misiones donde estamos presentes, era traer a la memoria lo vivido y aprendido durante la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Panamazónica el 2019. 

Entonces, si “todo está conectado“ (LS 138; FT 34), ¿fue un Kairós este 37 Capítulo General? Realmente, si. Porque el Espíritu del Señor nos llevaba a recorrer los contenidos de la Laudato Si‘, Querida Amazonía y Fratelli Tutti.

Haciendo un poco de memoria del Capítulo General 2016, cuando muchos misioneros quedamos sorprendidos del tema Misión e Interculturalidad (cf. Actas del 36 Capítulo General, IV). El concepto interculturalidad cómo podría cuestionar la práctica misionera de la Iglesia ya que, “la interculturalidad es la situación de respeto, tolerancia, intercambio y diálogo productivo entre los diferentes grupos étnicos y culturales, en el que cada uno aporta a los otros“4. Cada rostro de cada oblato participante en el Capítulo  General 2022 es la prueba de con cuánta riqueza contamos y con cuanto podemos aportar a la Misión hoy. Ver con los otros, resulta ser una actitud concreta en nuestras opciones misioneras. Es lo que San Eugenio de Mazenod experimentó durante la cuaresma de 1813 en la capilla de La Magdalena cuando contemplaba a los artesanos y domésticas y les preguntaba: ¿quiénes son ustedes para el mundo?5  Nuestras opciones están donde nuestras miradas tocan e interpelan nuestro ser oblato.

Otro signo de esperanza fue la elección y el llamado que los capitulares hicimos al P. Luis Rois, OMI para que sea nuestro nuevo Superior General. Esta fue una señal extraordinaria que el Espíritu del Señor nos otorgaba. Se nos regalaba un Oblato que venía de tierras de misión, del desierto del Sahara Occidental. 

Escuchar las intervenciones de cada uno de los 79 participantes. Dialogar en grupos sea por regiones o por idioma. Escuchar la voz de los cinco laicos y de los Oblatos hermanos que estuvieron con nosotros y de manera fraterna nos recordaban que el carisma Oblato pertenece a la Iglesia y que junto a ellos podemos hacer que la familia mazenodiana crezca en las cinco regiones donde estamos presentes.

El tema mismo del 37 Capítulo General: “Peregrinos de esperanza en comunión“, como nos lo recordó el Papa Francisco en su discurso del 03 de octubre del 2022, resulta un estímulo a comprometernos con la casa común, pero ello con decisiones y acciones concretas6, “caminando juntos“ como los discípulos de Emaús. 

Finalmente, nos quedamos con la imagen de la shiringa sembrada. Porque sembrar un árbol es sembrar esperanza. Con ello, el Señor nos confirma que sus caminos están repletos de signos de esperanza que han sido sembrados. Ahora no solo nos toca contemplarlos, sino también, saber cómo releerlos.  Ellos hacen que nos demos cuenta que tan incompleto es nuestro caminar y actuar, pero más grande aún, es nuestro deseo de seguir tejiendo juntos nuevos caminos, imitando así, la pasión de San Eugenio de Mazenod y la paciencia y amor por la comunidad de Enrique Tempier. Ellos han sabido con su carisma sembrar en nosotros: audacia para abrir nuevos caminos, humildad cerca de la gente y confianza siempre puesta en el poder de Dios (cf. CC RR 8).


-------------------------------------------------------------------------

Notas a pie de página:

1. Su nombre científico es Hevea brasiliensis. “El polímero obtenido de la Hevea brasiliensis, conocido en el mundo como, jebe fino, caucho natural, hule, borracha, rubber entre otros, se ha constituido como el elastómero más consumido en el mundo, por sus propiedades únicas entre los productos naturales poliméricos, caracterizada principalmente por la excelente resistencia a la abrasión (desgaste), elasticidad, plasticidad y/o deformación, propiedades de aislamiento eléctrico e impermeabilidad a líquidos y gases“. En INSTITUTO DE INVESTIGACIONES DE LA AMAZONÍA PERUANA, Manual El cultivo de la shiringa en Madre de Dios - Perú, (10.2023), en https://repositorio.iiap.gob.pe/bitstream/20.500.12921/402/1/velarde_libro_2010.pdf (27.03.2023).

2. Cf. El Paraíso del diablo: las atrocidades del "holocausto del caucho" en la Amazonía de Colombia, (26.08.2022), en https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-60922508, (27.03.2023).

3. Cf. CENTRO AMAZÓNICO DE ANTROPOLOGÍA Y APLICACIÓN PRÁCTICA, Libro Azul Británico. Informes de Roger Casement y otras cartas sobre las atrocidades del Putumayo, Lima, CAAAP - IWGIA, 2012, 8.

4. María HEISE (Ed.), Interculturalidad. Creación de un concepto y desarrollo de una actitud, Programa FORTE-PE/Ministerio de Educación, Lima, 2001, 13.

5. Cf. Fabio CIARDI, Eugenio de Mazenod. Un carisma di missione e di comunione, Città Nuova, Roma, 1995, 81.

6. Cf. Discurso del Santo Padre Francisco a los capitulares de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, (03.10.2022), en https://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2022/october/documents/20221003-oblati.html, (27.03.2023).


BOLIVIA: Que se apruebe una nueva Ley de Aguas

  Sinodalidad y Laudato Si' - tiempos de escucha y de diálogo por la casa común Para la Misión Oblata de Turco, el tiempo de la Creación...