lunes, 26 de abril de 2021

Alto Huallaga: "Están destruyendo los bosques"

Desde Aucayacu nos dirigimos hacia el puerto para atravesar hacia el margen izquierdo del río Huallaga. Después de media hora en motocicleta lineal llegamos al caserío de San José de Pucate. Este se encuentra ubicado en el distrito de José Crespo y Castillo, provincia de Leoncio Prado, en la amazonía de la región Huánuco. Allí fuimos a visitar a un poblador, a quien lo llamaremos Pulgar. Con él tuvimos una conversación muy especial. 

Bosques - distrito de Pucayacu (Alto Pucayacu)
(FOTO: Roberto Carrasco)


Pulgar, es un poblador que habita en este caserío desde el año 2000. Ya hace unos años atrás, viene siendo testigo de una situación, por cierto, muy inusual. Probablemente para muchos pasaría desapercibido, pero para él, no. Lo que está sucediendo es que en casa de Pulgar están llegando de manera repentina algunos animales silvestres. 

Esta extraña visita no debería sorprenderlo, pero sin embargo, le sorprende, pero a la vez le preocupa. Mientras conversábamos con él nos decía que han llegado a su casa algunas especies tales como: una boa, algunos venados, tortugas motelo, achunis, el mono tocón, el mono pichico, incluso, últimamente, lo visitó un oso perezoso. "Son animales que siempre vienen", nos decía Pulgar, mientras conversábamos con él. 

Cualquier persona de la ciudad (que no ha recorrido esta parte de la Amazonía peruana) podría pensar que esta situación "es normal", más aún cuando se trata de la vida silvestre y de todas las especies que en ella habitan. Podrían, incluso, algunas autoridades o campesinos o chacareros de la zona, pensar que estas especies silvestres se movilizan "tranquilas" por estos lares y que al final, son presa fácil para quienes ejercen la caza ilegal. Llevándolos a escondidas a "comercializar" la carne de manera ilegal en los mercados de Aucayacu o Tingo María. 

Pulgar nos cuenta que cerca a su casa tiene un terreno que tiene la característica de un bosque, pero, "no es un bosque primario, sino que es un terreno lleno de purma". Allí llegan los animales "casi a diario", nos decía.

Le hicimos la pregunta: ¿a qué se debe que los animales estén llegando cerca a tu casa? En plena conversación, nos percatamos de una seria preocupación. Allí, en los bosques, donde estos animales deberían de crecer hay pobladores que han convertido esas tierras en "sus chacras". Esto podría ser una causa del porqué estas especies buscan refugio en pequeños bosques cercanos a los caseríos. Lo que estaba claro frente a nosotros es que a Pulgar le preocupa que estén disminuyendo los bosques en esta parte del Alto Huallaga. "Mayormente, en la parte de la pampa hacia el otro lado (del caserío), la mayoría son arroceros", nos señalaba. [Ellos] "están destruyendo los bosques. Total ya no hay casi madera, aguajales... lo han derrumbado, todo han derribado", nos comparte con preocupación.

La conversa empezó a tocar otro tema tan preocupante como el anterior. Ya no hay madera cerca de los caseríos. Cada año son cada vez menos los árboles maderables en la zona, Pulgar nos compartió que hace unos años un grupo de diez personas se organizaron para hacer reforestación. "Ha venido un proyecto de la embajada alemana que es 'cero deforestación...' Si, hemos estado diez personas inscritas de esta zona. El motivo es que no tenemos esas ganas de trabajar. Osea, hemos estado dos o tres personas, nada más... Los demás se han inscrito... Primera o dos sesiones han hecho y de allí ya no funciona. Pero yo estoy reforestando ahora con bolaina", nos compartía Pulgar.

Sin duda, al escuchar a Pulgar, logramos captar lo que nos transmitía de manera sencilla: están destruyendo los bosques. El mensaje que nos transmitía estaba claro. Supimos, después de indagar, que alguna autoridad ha logrado retornar a algunas especies a su habitat natural. Sin embargo, ha quedado en nosotros la preocupación que las autoridades hacen casi nada para mitigar esta situación de los bosques en el Alto Huallaga. No se está haciendo lo suficiente. 

Probablemente encontremos otros pobladores quienes como Pulgar son testigos de esta situación. La última vez que estuvimos en el distrito de Pucayacu (ubicado al norte de Aucayacu), escuchamos otros testimonios de la llegada de algunos venados y tucanes muy cerca a la plaza del distrito. Estos animalitos nos están transmitiendo una problemática. Si prestamos atención a Pulgar o algún otro vecino, y comenzamos a actuar juntos para lograr mitigar esta situación, podríamos asegurar el cuidado de los bosques y por ende, de la biodiversidad que todavía podemos cuidar.

Oso perezozo

Mono tocón

Venado


Achuni

Tortuga motelo





      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que se declare el Año de la Reforestación - cinco mil millones de árboles sembrados

Por Roberto Carrasco, OMI En este proceso de escucha que realiza la Iglesia Católica en todo el mundo, la parroquia Jesús Salvador de Aucaya...