martes, 30 de octubre de 2018

IV CHAPTER: Papaya recuerda sus lecciones

Estando en su oficina, Papaya no estaba tranquilo mientras escribía esa larga lista de invitados. Lo que más le preocupaba no era el día de la “discusión”, -porque como el capo de toda esta estrategia sabía que tenía que ser aprobada, así no lo entienda ninguno- sino qué cosa decir para convencer, sobre todo a sus amigos franchuetos.

La preocupación que lo tenía tenso a Papaya era de cómo justificar su argumento y su discurso frente a Gemelo, a Mr. Rendezvous quien junto a Mr. Hayek, aprobarían la estrategia.

¡¡¡Si hago bien mi argumento, estoy seguro que me tienen preparado un encarguito mayor!!!, se decía hacia sus adentros.

¡¡¡ Ya no quiero seguir aquí…!!!, ¡¡¡Toda esta región apesta!!!... ¡¡¡Tengo que aguantar solo un tiempito, porque las ollas abundan en este lugar!!!, hablaba por momentos solo, mientras una sonrisa maquiavélica le brotaba desde su interior.

Entonces, empezó a recordar sus lecciones en la “Escuela Carrusel de las Américas”, cuando de novato le llamaba la atención todo lo que la maestra Fimena les enseñaba, es especial, recordaba aquella lección sobre el manual de Dubarck. Sentado en su escritorio empezó a escribir lo que había aprendido y a preguntarse cómo podría aplicar esos contenidos del manualito si se presentara la ocasión.



Entonces, empezó a señalar los puntos, por orden de importancia:

1. Si el primer tren del 3830 se convirtió en el símbolo de todo un Estado – nación, porqué la Pipa no podría lograr ese objetivo.
2. La Pipa al igual que el tren tiene que lograr revolucionar esta zona piloto. Porque si esto funciona se seguirán replicando más en toda la vasta región.
3. Si antes el telégrafo en 3870 causó para la el mundo una revolución en el campo de la comunicación, ¿acaso no podría sugerir un sistema que logre comunicar a toda la Legión como a todos los invitados, así también, a los White boys y los coquitos?
4. Mis tiempos no serán jamás los tiempos de todos estos que viven acá. ¡¡¡Todos deben caminar a mi ritmo, y no a su propio ritmo!!!, ¡¡¡Basta de tortugas, tenemos que correr!!!
5. El “Manifest Destiny” ha llegado a toda esta región. Y somos nosotros los de la Legión quien lo llevaremos a cabo.

Y mientras escribía este quinto punto se decía:
¡Estoy seguro que si seguimos así, uno de los nuestros, de la Legión, ocupará el mayor cargo en alguna de estas tierras. El populorum es tonto, sólo tenemos que trabajar sin desmayar para el cable recorra por todos los ríos y las cochas, y así la pax llegue entre cantos de victoria!

Papaya terminó sus cinco principios que lo conducirán a lograr su más ansiado y ambicioso objetivo. Ahora el segundo paso es que esto se convierta en lenguaje popular y para ello mandó llamar a los coquitos para explicarles el plan estratégico que tendrá de hoy en adelante un bello y sonriente rostro social.

continuará...

IV CHAPTER: Papaya recuerda sus lecciones

Estando en su oficina, Papaya no estaba tranquilo mientras escribía esa larga lista de invitados. Lo que más le preocupaba no era el día de...