domingo, 8 de julio de 2018

Pueblos indígenas y originarios evangelizan Vaticano


Cardenal Pedro Barreto y el profesor Delio Siticonatzi

En la Ciudad del Vaticano, los días 5 y 6 de julio del 2018, con ocasión del 3° Aniversario de la encíclica Laudato si’ del Papa Francisco, se llevó a cabo la Conferencia Internacional “Salvemos nuestra Casa Común y el futuro de la vida en la tierra”. Conferencia organizada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, presidido por el Cardenal Peter Turkson, quien haciendo énfasis a los desafíos que encontramos hoy, no solo la Iglesia, sino todos aquellos que están involucrados en el cuidado de la Casa Común, se han encontrado en el Vaticano para buscar respuestas globales a problemas globales.

En medio de todos los participantes, provenientes de diversas partes del mundo eclesial, político, gubernamental, ONGs, empresas extractivas, científicos y todos aquellos preocupados  por el futuro de la vida en la tierra, en medio de ellos, es de suma importancia resaltar la presencia de los representantes de los Pueblos Indígenas y Originarios, provenientes de la Panamazonia, la Groelandia, Asía y África, quienes con su participación y aportes se convirtieron en los protagonistas de esta gran asamblea, que ni más ni menos se desarrolló en la Sala del Sínodo al interior del Vaticano.



Delio SITICONATZI CAMAITERI, del Pueblo Ashaninka – Perú – representante de la Red Eclesial Panamazónica – REPAM

Certera y asertiva fueron las palabras del profesor de la Universidad de los Indígenas – NOPOKI – Delio Siticonatzi, cuando resaltaba lo importante que tiene el territorio amazónico con todas sus riquezas para todos los que la habitan. Naturalmente, este fue la primera pucuna que han recibido los participantes. Sus palabras poseen un tono evangelizador, son los pueblos indígenas quienes están evangelizando hoy al Vaticano. “Evangelizare pauperibus misit me. Pauperes evangelizantur”. Cabe aquí preguntarnos: ¿quiénes son realmente los “pobres”?

Aquí algunas frases a destacar:

“Los ríos nos conectan con otros pueblos y nos bendicen con abundancia de peces. Pero existen contrastes muy fuertes a esta imagen tan bella. En el siglo pasado hubo un fuerte impacto debido a la extracción del caucho que causó la muerte de muchísimos indígenas. Convirtiéndose (los responsables de esta fiebre cauchera) en auténticos genocidas. La guerrilla ha dividido a mi pueblo. Sembrando el terror han causado la muerte de muchos indígenas. Han causado (caucheros y guerrilleros) divisiones y han convertido a muchos de nosotros en muchos refugiados. Actualmente nuestras comunidades se han fortalecido, pero crece la amenaza de los grandes proyectos extractivos de hidrocarburos, de nuestras maderas, de nuestras riquezas, como el oro, minerales, y coca; causando la destrucción de la Amazonía y la destrucción de los pueblos que viven en ella.
Estuve presente cuando el Papa Francisco visitó la Amazonía, y me alegró mucho sus palabras de aliento para nuestros pueblos, animándonos a seguir con nuestros valores ancestrales que heredamos; y escribir nosotros mismos nuestra historia, de lucha y esperanza. Hemos recitado partes importantes de la encíclica Laudato si’, en nuestras respectivas lenguas. Las palabras de este escrito que el Papa dijo nos alegraron el corazón; ya que es un lenguaje que usamos desde mucho tiempo atrás. ¡Qué lindo es escuchar que la Iglesia hable nuestra lengua y asuma plenamente el empeño por una mejor vida, una vida abundante, una vida digna! Hoy existe más interés de nuestra cultura, y el Estado trata de fortalecer la Educación Intercultural Bilingüe.
La Iglesia en la Amazonía nos acompaña en nuestro caminar, en nuestra formación y en nuestro esfuerzo de desarrollo autóctono y de defensa de nuestras tierras. Necesitamos que desde aquí, esa voz de la Iglesia, a la vez es nuestra voz. Porque somos parte de la Iglesia con rostro amazónico, con comunidades cristianas autóctonas que unen sus lenguas, las del mundo global, en la alabanza del único Dios que ama la vida…”.



Cardenal Pedro BARRETO JIMENO, sj – Arzobispo de Huancayo – Perú y Vicepresidente de la REPAM
Otro de los protagonistas que vino en nombre de la Iglesia en la Panamazonia, es el ya conocido en Perú como el “Pastor de la Ecología”, Mons. Pedro Barreto, quién últimamente ha recibido del Papa Francisco el encargo cardenalicio. Esto significa para la Iglesia en la Panamazonia un signo de esperanza en vistas a la próxima Asamblea Especial para la Región Panamazónica, a realizarse el próximo octubre del 2019 en Roma.

Sus palabras, también con tono certero y asertivo, pasando por un argumento bíblico y teológico hasta llegar a un argumento pastoral iluminado por el Magisterio contemporáneo de la Iglesia, nos presentaron los desafíos que tenemos como Iglesia, no sólo en esta región del mundo sino en toda la Casa Común. “Amazonia: Nuevos caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral”, es el lema del Sínodo Amazónico. Acontecimiento esperado por muchos, sobretodo, por las comunidades cristianas asentadas en la Panamazonia, acompañadas por la Iglesia hace más de 400 años. Son 390 pueblos y nacionalidades diferentes con un aproximado de tres millones de indígenas, incluso, contando los aproximados 130 Pueblos Indígenas en Aislamiento Voluntario. Sin duda, el neo Cardenal Barreto, se presenta en esta Conferencia Internacional como la voz de una Iglesia con rostro amazónico, misión que la REPAM intenta sobretodo desarrollar. Estas palabras son, probablemente, las primeras que Mons. Pedro Barreto, el “Pastor de la Ecología”, pronunciadas en el Vaticano, pero ahora como Cardenal de la Iglesia Universal.

Aquí algunas frases a destacar:

“Estamos ya en la fase de ponernos en camino… Estamos en un movimiento masivo, yo diría global. Porque la urgencia, como nos lo ha dicho el Papa Francisco es realmente urgente, urgente… ¡Hay que comenzar ya!”
“En primer lugar quiero citar a un personaje histórico que vivió en el siglo XIX, que dijo: primero fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales”. Esto todavía es una deuda pendiente en ambos casos, pero lo dijo Víctor Hugo… un verdadero profeta”.
“Y es la Iglesia con todos los creyentes en Cristo y con las personas de buena voluntad, que tenemos que ponernos a lavar los pies, a purificar nuestras motivaciones”.
“Son los niños amazónicos indígenas y de todos los continentes que nos dicen ‘nuestra Madre Tierra nos cuida mucho’, nosotros debemos cuidarla también”.
“Hemos escuchado al principio que somos fruto de la mente, del corazón y de las manos de Dios en nuestra Casa Común. Si esto lo tenemos muy presente podemos ser testimonio de lo que Dios quiere para la tierra que grita, y también especialmente para los más pobres”.
“Es un Dios que tiene corazón. La tierra tiene corazón y ha puesto como trono, como centro de toda la creación al hombre creado a imagen y semejanza de Dios… Somos creados, somos también hijos, somos también hermanos. Con esta convicción podemos escuchar y responder al grito de la tierra y al grito de los hombres”.
“(Las bienaventuranzas) es un programa actual… El Papa Francisco nos invita a ser transparencia de Dios porque somos creados a su imagen y semejanza… En definitiva, se trata de vivir una mística, una espiritualidad de los ojos abiertos a Dios, a los hermanos y hermanas y a la naturaleza. Y también tener oídos atentos a la humanidad de hoy para escuchar sus gritos de la naturaleza y de los pobres para DISCERNIR. Y aquí está el verbo fundamental que quiero yo insistir”.
“Discernir la llamada de Dios desde la realidad que nos rodea. No la de ayer, la de hoy”.
“La Iglesia mística y profética está al servicio de la vida. Para ello es necesario y fundamental dejarnos INTERPELAR por la Palabra de Dios que es Jesucristo, que es el que sufre hoy e los hermanos”.
“¡No basta oír, hay que escuchar con la mente, con el corazón y con la voluntad para poder actuar!”.
“Si nosotros no vemos, no podemos escuchar, y menos actuar… Y sabemos quiénes son los opresores hoy del Pueblo de Dios, la humanidad entera… Nosotros somos también los ojos, los oídos y el conocimiento de las angustias de nuestro pueblo hoy en el mundo, en los cinco continentes. Y somos instrumentos de Él para poder vivir esta mística profética que nos transforma, no solamente en nuestra vida personal, sino también la misión evangelizadora de la Iglesia”.
“Esta experiencia cristiana es la que asume el sueño de Dios. La ilusión de Dios para toda la humanidad, de todos los tiempos. En primer lugar la defensa de la vida desde su concepción hasta su término natural; el respeto a la dignidad de la persona humana, de toda persona, especialmente los más frágiles, que son los pobres, que son los niños, que son los jóvenes, que son los indígenas. Y el cuidado de la naturaleza como Casa Común”.
“Necesitamos urgentemente ponernos en camino desde esta mística profética, porque tenemos que ser los soñadores de ese sueño de Dios que mira lejos, y apasionados de lo que Dios quiere para la humanidad hoy”.
“La misión evangelizadora de la Iglesia puede resumirse en cuatro aspectos: 1°.- UN ANUNCIO GOZOSO… la alegría es la que transforma, no las ideas. 2°.- DENUNCIAR LA PASIÓN, EL SUFRIMIENTO, LA MUERTE DE JESÚS HOY… y fíjense que hoy mismo, en este momento el Papa Francisco está celebrando la Eucaristía por el V Aniversario del naufragio en Lampedusa… Nadie conocía Lampedusa, (ella) ahora es el símbolo de esa migración política, social, ambiental. 3°.- DISCERNIR. No basta anunciar, no basta denunciar. Hay que discernir ¿CUÁL ES LA RESPUESTA DE DIOS HOY Y AQUÍ? desde cada una de nuestras ciudades, comunidades de las cuales provenimos. PARA BUSCAR Y REALIZAR LO QUE A DIOS LE AGRADA, que es la visión de Jesús… 4°.- Y por último, y es muy urgente, ACOMPAÑAR… Significa actuar con los protagonistas de la historia, que son los niños, los jóvenes, los indígenas… El Papa Francisco nos ha dicho esta mañana que son los protagonistas del cambio radical que exige el mundo de hoy”.
“¿Qué entiende la Iglesia por Acción Social?... la definimos con las palabras de San Juan Pablo II que en 1992 en la Centesimus Annus dijo: ‘para la Iglesia el mensaje social del Evangelio…, no debe considerarse como una teoría muy bonita, muy agradable, que podemos discernir, que podemos escuchar, sino por encima de todo, un fundamento y un estímulo para la acción. La Laudato si’ es un fundamento y un estímulo para la acción AHORA, NO MAÑANA”.
“Pablo VI en 1971 en la Carta Apostólica Octogesima adveniens dijo algo que nos puede llamar la atención: ‘el ser humano debido a una explotación inconsiderada a la naturaleza, el ser humano corre el riesgo de destruirla y de ser a su vez víctima de su degradación’. Si hubiésemos puesto en práctica en 1971, hace 47 años, estaríamos en otra situación. La Iglesia tiene que urgir la acción inmediata como hemos hablado”.
“San Juan Pablo II también dice lo mismo: ‘el cuidado del medio ambiente constituye un desafío para la entera humanidad”.
“El Bien Común incluye también, dice el Papa Francisco en la Laudato si’, a las generaciones futuras. No es el Bien Común nuestro, es el Bien Común de los demás”.
“El Papa Benedicto XVI habla de la destrucción del ambiente. Su uso impropio y egoísta y el acaparamiento violento de los recursos de la tierra generan fricciones, conflictos y guerras, precisamente porque son un fruto de un concepto inhumano de desarrollo. Es lo mismo que dice el Papa Francisco, un sistema tecnocrático sin rostro humano, sin corazón, sin piedad”.
“Fíjense lo que dice el Papa Francisco sobre la Laudato sí, al final: Invito a todos a recibir con corazones abiertos este documento, el cual continua la línea de la Doctrina Social de la Iglesia”.
“Todo está conectado, entrelazado… Y ayer se dijo aquí también que debemos trabajar en red. Y aterriza el Papa Francisco en la número 38 (de la Laudato si’)… ‘mencionemos por ejemplo esos pulmones del planeta repletos de biodiversidad, que son la Amazonía y la Cuenca Fluvial del Congo y los grandes acuíferos y los glaciares. No se ignora la importancia de esos lugares para la totalidad del planeta y para el futuro de la humanidad”.
“En otro lugar dice, lo más importante son los que viven, son los indígenas amazónicos que son los mejores guardianes de la Ecología Integral”.
“Cuatro meses antes que saliera la Laudato si’, se creó la RED ECLESIAL PANAMAZÓNICA – REPAM – en Brasilia. Esta Red Eclesial Panamazónica fue fundada por el Papa Francisco, porque nosotros pusimos los medios y él dijo ¡Felicitaciones! antes de haber sido creada”.
“La Red Eclesial Panamazónica… la diversidad de pétalos y los diversos colores son los países que conforman la región amazónica”.
“Pero el Papa convocó el 17 de octubre del año pasado un Sínodo sobre la Amazonía: ‘Nuevos caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral’. Con Don Claudio Hummes presentamos la carta fundacional el 3 de marzo d el 2015. El Papa lógicamente ya tenía preparado la Laudato si’ y se alegró mucho… Él tiene en su corazón los hermanos, sus engreídos, que están presentes, como les dije en esta mañana, provenientes de Colombia, Perú, Brasil y Ecuador…”
“Aquí está DELIO (SITICONATZI)… ¡Levántate Delio! Quien el 20 de enero pasado, en Puerto Maldonado, está allí con Jessica, que está hablando al Papa, y el Papa escucha, el Papa discierne, el Papa actúa”.
(Mostrando la fotografía del 20 de enero del 2018) dice: “¡AQUÍ ESTÁN LOS PROTAGONISTAS, LOS INDÍGENAS AMAZÓNICOS de Brasil, de Bolivia y de Perú!”
“LOS INDÍGENAS AMAZÓNICOS NOS DAN DE BEBER. NOS CALMAN LA SED DE JUSTICIA, DE SOLIDARIDAD, PORQUE CUIDAN EL AGUA, EL AIRE Y LA TIERRA. PORQUE DE ESO VIVEN”.
“¿Qué significa un Sínodo de octubre del 2019?: Será un acontecimiento de extraordinaria importancia con repercusiones a nivel global para toda la Iglesia y para el mundo. La Amazonía por su aporte a la vida del planeta abarca realidades muy diversas que van desde la evangelización de los pueblos hasta aspectos concernientes a la ecología ambiental”.
“Nosotros tenemos una Madre, la PACHAMAMA, decimos…, LA MADRE TIERRA… ¿Con qué cariño la tierra, la madre, mira a su hijo. Y un niño que mira también con esperanza, con tranquilidad porque sabe que está en manos de su Madre, la Tierra”.
“Una invocación final que el Papa también lo dice en la Laudato si’. EL ESTILO DE VIDA SOBRIO. Simplificar la vida. Y Mahatma Gandhi dice, ‘tenemos que aprender a vivir más simplemente, para que los otros, simplemente puedan vivir’.  Y aquí estamos en camino, en movimiento, en este gran y fértil río que es la Amazonía y cualquier otro río”.

Juicio vencido a la Texaco. Reacción de Crevrón - Texaco

El día 7 de Septiembre del 2018 el tribunal arbitral de la Haya dio a conocer el resultado del fallo planteado por Chevron en contra del ...