viernes, 17 de febrero de 2017

Interculturalidad y Medios Sociales - Nuevos "anteojos" para la Misión Oblata


Los "Nuevos Anteojos" para la Misión Oblata

Por ROBERTO CARRASCO, OMI

Para los  Misioneros Oblatos de María Inmaculada estos últimos cuatro meses han significado un salto muy grande y desafiante en la visión que tenemos como congregación misionera. Hoy 17 de febrero se recuerda aquel 1826 cuando el joven Eugenio de Mazenod, con ese característico atrevimiento se lanzó a la aventura de la aprobación de aquella pequeña comunidad de sacerdotes que junto a P. Enrique Tempier decidieron iniciar diez años atrás en la pequeña Aix de Provence.

El año 2016 fue un Año Jubilar para toda la Familia Oblata. Y decimos Familia porque realmente lo somos. Oblatos sacerdotes, oblatos hermanos viviendo en comunidades misioneras en casi 70 países alrededor del mundo. A ellos se suman las oblatas misioneras, las diversas congregaciones que nacen con inspiración mazenodiana, los cooperadores oblatos, los laicos asociados, y cada vez con más y con mucha fuerza, la Juventud Oblata - JOMI. Realmente el sueño de San Eugenio de Mazenod era llegar "a donde nadie quiere ir". Que la "mecha no se apague", que "prediquemos como el Apóstol a Jesucristo, y éste crucificado". Nosotros queremos seguir con ese mismo sueño, con ese mismo entusiasmo, con esa misma pasión.

La Cruz de  la Misión ocupa el centro de nuestra vida. Y es justamente que después de 200 años, los Misioneros Oblatos de María Inmaculada hemos decidido volver a mirar esta Cruz de Cristo. Pero la mirada hoy tiene unos anteojos nuevos. Mirar a los pobres hoy, "en medio de una Iglesia que está viviendo, junto al mundo entero, una época de grandes transformaciones, en los campos más diversos", amerita y exige de "hombres que lleven en el corazón el mismo amor por Jesucristo que habitaba en el corazón del joven Eugenio de Mazenod", como así nos lo hizo recordar el Papa Francisco aquel 07 de octubre del 2016, en ese discurso que dirigió a todos los Oblatos del mundo representados en los capitulares que vivían por un mes en Roma el 36° Capítulo General de la Congregación. Inolvidables palabras, inolvidables gestos de parte del Papa. Cada abrazo con él, cada apretón de manos, cada mirada, cada palabra dirigida a nosotros no es sino esa invitación que viene haciendo durante todo su pontificado: "¡Salgan afuera, salgan!...; ¡salgan de su nido a las periferias del hombre!,,,; ¡hagan lío!". 

Como Oblatos de María Inmaculada estamos entrando al tercer siglo de vida. Pero esta vez ya no sólo llevamos sandalias o un bolso. Hemos decidido tomar con nosotros unos "anteojos nuevos" que nos ayuden a mirar el mundo de hoy dando así prioridad a los nuevos rostros de los pobres. "Son nuevos porque nuevas realidades sociales, políticas, religiosas y económicas les privan de su dignidad, o porque una lectura más valiente por nuestra parte de los signos de los tiempos nos ayuda a reconocerlos mejor", así lo remarca las Actas del 36° Capítulo General. 

El primer lente: LA MISIÓN Y LA  INTERCULTURALIDAD

Nos ayudaría mucho hacernos esta pregunta: ¿Qué cosa es la interculturalidad?:

"La interculturalidad es la situación de respeto, tolerancia, intercambio y diálogo productivo entre los diferentes grupos étnicos y culturales, en el que cada uno aporta a los otros. Es la solución al problema de choque de culturas, a la pérdida de identidad, marginación y olvido. La interculturalidad es la meta a la que debe aspirar y por la que debe trabajar todo demócrata que busca la igualdad de consideraciones y derechos en la diversidad de culturas" (Heise, 2001). Para ello se necesita un compromiso en valores y principios compartidos. Dentro de las Ciencias de la Comunicación Social se viene profundizando cada vez más el tema de la Comunicación Intercultrual, que es aquella que te invita a un verdadero diálogo, a repensar contenidos, diversos enfoques y diversas investigaciones que no solo nos lleven a convivir con nuevas culturas, sino que nos desafíen a saber qué hacer y cómo responder sin miedos o temores a lo nuevo. Pero realmente no es nuevo, porque se trata de acercarse, se trata de hablar, de abrirse, de mirarse a las caras, de aceptarnos que somos diferentes. Es un proceso que se irá construyendo comunitariamente. En palabras de Gilroy, «tenemos que saber qué tipos de comprensión y reflexión pueden ayudar a nuestras sociedades, cada vez más diferenciadas, y a los angustiados individuos que las integran a superar con éxito los retos que nos impone el tener que cohabitar con lo desconocido sin volvernos miedosos y hostiles». 

Baraldi, un experto en el tema nos lleva a entender que este diálogo intercultural nos exige, nos pide expresiones y reconocimiento de la diversidad, pide que cada uno que participa de el, observe a los otros como sujetos capaces de conocer, de expresarse, tomando en consideración nuevas perspectivas. Este diálogo exige conocer y darnos cuenta que podemos construir una comunicación balanceada que construye el conocimiento sin negar la diversidad. 

El segundo lente: LA MISIÓN Y LOS MEDIOS SOCIALES     

Esta era de la globalización nos ha metido muy rápido a responder a nuevas relaciones, a nuevos desafíos que se enmarcan en este nuevo continente, en esta sociedad de la información, llamada también sociedad de la comunicación. Como lo decía Watzlawick: "NO SE PUEDE NO COMUNICAR". Hoy es difícil pensar encontrar alguien que no quiere no comunicar. Todos tienen  algo que decir, muchos, quizás  todos, esperan encontrar una respuesta.

Para los Oblatos e nos abre un panorama nuevo, muy exigente por cierto. La mayor parte de la población que vive conectada a los medios de comunicación social están esperando respuestas esperanzadoras a estos diversos y bruscos cambios. Jesucristo mismo está esperando llegar a través de estos medios a todos. Pero tenemos que hacerlo con estrategia, con un nuevo lenguaje. Tenemos que romper miedos, prejuicios o falsas percepciones en el uso que se tiene de los nuevos medios. Entrar en ellos no es solo una oportunidad, es también un desafío. 

Por cierto hoy 17 de febrero un grupo de oblatos hemos decidido empezar una nueva aventura. No será la única, hay muchas más. Hoy a las 3.45 am (hora de Roma), después de tantas horas y días de trabajo ha nacido "Oblate Voices".

Te invitamos a compartir y a interactuar a través de este nuevo portal: (AQUÍ ABAJO HAZ CLIP)

OBLATES VOICES

#OblatesVoices





Film SACHA RUNA - Análisis y valoración

ANÁLISIS Y VALORACIÓN DEL FILM SACHA RUNA   Por  Roberto CARRASCO ROJAS   Motivación para la elección ...