sábado, 15 de marzo de 2014

DEFORESTACIÓN EN TAMSHIYACU


DEFORESTACIÓN EN TAMSHIYACU - LORETO - PERÚ

           

 

            La deforestación se está dando a gran escala en el distrito de Fernando Lores, cerca de Tamshiyacu.  Hasta la fecha hemos perdido 2,150 hectáreas de bosques primarios a razón de 20 h. diario, durante los seis últimos meses del año 2013.  ¿Quién es responsable de esta deforestación?  La Empresa Cacao del Perú Norte S.A.C. que ha venido de Malasia y cuyo dueño es un ciudadano americano, el Sr. Dennis Melka.  Se ha cortado absolutamente todo, no queda ni un árbol de pie.  Adiós el aguaje, la madera, las hojas para techar, los animales, las quebraditas con sus peces, los palos para construir la casa, una rica biodiversidad apta por un turismo ecológico, y los bonos de carbono por servicios ambientales.  La gente sale perjudicada, pierden un monte virgen, relativamente cercano, para sacar recursos que se han venido utilizando desde la fundación de Tamshiyacu. 

 

            ¿Cómo esta inmensa área de bosque ha podido pasar de ser una fuente de vida para todo Tamshiyacu a ser una futura fuente de ganancias para una Empresa de afuera?  En 1997, a base de una ley dado por Fujimori para alentar el regreso al campo de los desplazados por el terrorismo, se ha lotizado 2,500 h. en 50 lotes entregados gratuitamente a la población de Tamshiyacu.  La mayoría que ni siquiera habían trabajado su lote, aceptaron vender sus lotes a la Empresa Cacao del Perú Norte.  Ahora esta empresa está en nuestra casa con 2,150 h. deforestados y el mismo dueño, con empresas con otros nombres, ha solicitado concesiones para llegar a deforestar más de 90,000 h.  El 13 de julio de 2013, la Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios del MINAGRI aprobó irregularmente el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Agroindustrial de Palma Aceitera "Maniti", pese a encontrarse dentro del Bosque de Producción Permanente de Loreto. 

 

            La Amazonía en nuestro Distrito deja de ser casa común de los pueblos amazónicos y pasa a ser propiedad privada.  Deja de ser pulmón del mundo para ser más bien contaminante del aire, emisora de gas a efecto invernadero.  Una base del Frente de Loreto ha nacido en Tamshiyacu para revertir la situación.  El pueblo tiene que elegir ahora entre la vida y la muerte porque la perdida de nuestro bosque es la perdida de muchos recursos que muchas familias encuentran gratuitamente en el monte, sin otro pago que sus sudores ni otra inversión que su conocimiento del monte.  La muerte del bosque es también muerte a lo lejos porque aumenta el calentamiento global que a su vez causa más tornadas y más inundaciones con más fuerza. 

 

            Algunos miran solo su propio interés.  Con tal de tener un puesto de trabajo, no les importa la perdida de vida a su alrededor ni la muerte a lo lejos.  Desconocen ahora la solidaridad y la sabiduría del buen vivir.  Pero para otros, la solidaridad y la sabiduría del buen vivir no son negociables.  Ellos son sal y luz de la tierra.

 

Yvan Boucher

Párroco de Tamshiyacu

UPS hacia Sínodo Amazónico 2019

Los pueblos de la Amazonia pretenden una atención mayor de parte de la Iglesia y de los gobiernos. Como Universidad Pontificia queremos con...