sábado, 29 de abril de 2017

P. LOUIS LOUGEN, OMI: "El mandato misionero de la Congregación hoy"

Es una sorpresa del Espíritu Santo: Interculturalidad, Medios de Comunicación Social, el mundo Islam.

ABRACEMOS CON PASIÓN EL
MANDATO DEL CAPÍTULO
Entender a fondo el sentido de la interculturalidad para la Misión y nuestra vida



P. ROBERTO: P. Louis Lougen, OMI, él es el Superior General de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada aquí en Roma. Y hoy después de unos meses de culminado el Capítulo General, vamos a conversar un poco cuáles son estos efectos, cuáles serían las consecuencias, cuál es el trabajo a posteriori, el fruto al que se espera llegar con este Capítulo que se realizó los meses de setiembre y octubre del año pasado aquí en Roma, junto a los representantes de alrededor de 70 países donde estamos presentes los Oblatos de María.

P. LOUIS: Gracias P. Roberto, muy buenos días a todos. Es una oportunidad muy buena para hacer una auto reflexión. Y agradezco la oportunidad de hablar un poco sobre el Capítulo General.
Nuestra primera reunión en enero del Consejo General fue para estudiar nosotros mismos el documento y las Actas del Capítulo General. Pasamos cinco días estudiando y compartiendo nuestras impresiones sobre el Capítulo General.  Estos meses de abril y mayo vamos a volver al tema del Capítulo, para comenzar a ver como podemos realizar los mandatos, las recomendaciones del Capítulo General.
 R: Perfecto, vamos al primer punto.
Después de la culminación del Capítulo General 36 de la Congregación, ¿qué expectativas tienen los Oblatos de cara a estos tres desafíos que han decidido trabajar: Misión e Interculturalidad; Misión y Medios; y Diálogo con el Islam?

L: Las expectativas son muy grandes. En mi experiencia, la Congregación está mostrando mucho interés en este Capítulo porque el tema fue la Misión. Nosotros somos hombres de Misión.  Entonces, el tema de la Misión ha cautivado… He visto un interés muy grande por estos temas. Pienso que esto es una sorpresa del Espíritu Santo, porque pensé que el tema del Capítulo como Misión va a ser muy importante, muy interesante para los Oblatos.
Misión e Interculturalidad, ¿por qué?... ¡Es una sorpresa! Porque hay una cosa, una realidad, que puedo decir que no la entendemos muy bien. Ya la gente estaba diciendo: vivimos la interculturalidad porque en nuestra comunidad hay cuatro personas de países diferentes. Esto es una comunidad multicultural, pluricultural. Mas la interculturalidad es una cosa más profunda. Y esta realidad de interculturalidad si la entendemos y la abrazamos, pienso que va a exigirnos cambios en nuestra vida.  Cambios profundos en la manera en cómo vivimos y cómo hacemos la Misión. Entonces, pienso que escogemos este tema sin saber exactamente lo que estamos haciendo. Pienso que es el soplo del Espíritu Santo… Tenemos que entender muy bien a fondo el sentido de interculturalidad, para la Misión y también para nuestra vida como Oblatos en comunidad apostólica. 
La otra prioridad es también una sorpresa del Espíritu Santo. Los Medios de Comunicación Social. Los Oblatos si…, yo no sé desde cuándo. Nosotros hemos evangelizado con la prensa, la televisión, las películas, los libros, las revistas, drama, teatro, música. Siempre los Oblatos estaban en uno o en otro. Mas no como una Misión en común, un desafío misionero común. Eran solo individuos comprometidos con la Misión. Más en nuestro mundo Oblato había y hay mucho interés en los Medios de Comunicación en el mundo entero. Ahora la Congregación está diciendo que es un compromiso de la Congregación misma. Un compromiso en común; tenemos que ver juntos el área de los Medios de Comunicación Social.
Entonces, pienso así en dos sentidos. Habíamos hablado en el Capítulo y tenemos que profundizar más en un sentido: ¿cómo utilizar estos medios nuevos para evangelizar? Si podemos decir que tenemos web site, estamos presentes en YouTube, WhatsApp, etc. Pero los Oblatos están presentes sin profesionalización. Ahora tenemos Oblatos como tú mismo y Shanil y otros en el mundo, especializándose para ayudar a la Congregación abrazar como utilizar los Medios de Comunicación Social para anunciar el Evangelio. Esta es una vía.
La otra vía que veo, es que los propios medios hoy, son como un nuevo continente. ¿Cómo nosotros vamos a llevar el Evangelio a esta nueva frontera de Comunicación Social? Hay realmente tantas preguntas que yo no sé. Pienso que tú que estudias esta área tienes que ayudarnos a nosotros a entender mejor y darnos formación. Estaba leyendo acerca de la Misa virtual. Es una gran pregunta. Otro tema es la honestidad. En estos días hemos visto un acto de terrorismo. Y la privacidad de enviar informaciones sobre un acto de terrorismo. Y como la policía y el gobierno quieren tomar estas informaciones. Es un debate grande, como la confidencialidad de guardar información que lleva a un acto de terrorismo. Son muchas preguntas nuevas que exigen una reflexión teológica y abren áreas de evangelización. 
Una hermana religiosa nos ha hablado, que muchas veces los religiosos y los sacerdotes somos así negativos sobre los Medios de Comunicación Social. Ella nos ha dicho que los Medios de Comunicación Social son una grande red de comunicaciones, son señal del deseo de comunión, de conexión; es algo profundamente espiritual. Como podemos, no solo utilizar el medio para la evangelización, mas ¿cómo podemos evangelizar, llevar la comprensión espiritual y teológica a esta área?
La tercera prioridad es la Misión y el mundo del Islam. Pienso que es enorme este desafío. Y en una realidad como Asia o Europa son cosas muy diferentes. Dentro de cada país son diversas las realidades. Durante el Capítulo la pregunta fue propuesta por una persona de Europa, que ha colocado ¿cómo nosotros aquí vamos a ver la presencia de los musulmanes en Europa? Hay dos extremos: de casarnos o rechazarnos; o de ser indiferentes. Como Oblatos, como misioneros ¿cómo podemos trabajar con ellos para conocer, para respetar, para juntos construir una sociedad mejor? Los Oblatos deben ser parte de una Misión para facilitar el diálogo, respeto y colaboración entre los grupos de la sociedad europea.
Si vamos a otros países por ejemplo donde los musulmanes son la mayoría, es otra realidad la Misión de frente al mundo del Islam. Nosotros tenemos muchas experiencias como en Filipinas, Pakistán Bangladesh, Indonesia. Hay mucha práctica concreta de diálogo interreligioso.


R: Padre Louis, en el sentido de este tema de cómo ir involucrando a toda la Congregación en el desafío de la Comunicación, en una sociedad que exige respuestas inmediatas:
¿Cuáles son esos pasos que se tienen que seguir, concretamente cuando hablamos de este desafío de la Comunicación?

L: Sí…, es una pregunta muy importante. Y es a veces una frustración con los capítulos generales. Nosotros somos 84 Oblatos que estamos juntos por un mes. La cantidad de ideas y de inspiraciones misioneras son infinitas. Y después de generar tantas preocupaciones misioneras, tenemos que escoger las prioridades, organizar las ideas y expresarlas bien para toda la Congregación. Y después de escoger las prioridades, de las cuales estamos hablando, tenemos que elaborar algunos caminos misioneros, como podemos trabajarlos: Interculturalidad, los Jóvenes, el mundo Islam, Medios de Comunicación Social. ¿Cómo vamos a alcanzarlos? ¿Cómo vamos a organizar un trabajo? Pienso que la organización comienza con el Consejo General, quienes estamos trabajando ahora. Tenemos la organización de la Congregación, del Consejo General, del Capítulo General. La primera acción es enviar el documento, las Actas del Capítulo General a todos los Oblatos en el mundo. A mí no me gusta mucho decir “documento”. Debemos decir “el mandato misionero” de la Congregación. Tenemos el mandato como Gobierno Central de divulgar, propagar, predicar en nuestras visitas a la Congregación, para que la base de la Congregación acoja, estudie, profundice, dentro de su realidad este mandato misionero que viene del Capítulo General.
Ahora cada unidad, provincia, delegación o misión dentro de cada Región también deben hacer una planificación a partir del mandato. ¿Cómo podemos aplicar la realidad de la interculturalidad a nuestra vida oblata aquí, a nuestra Misión aquí en esta unidad? Esto no puede ser solo de nosotros aquí en la Administración General o el Gobierno Central que manda a los otros que hacer. Queremos que todos lean, estudien, abracen el mandato del Capítulo para ver a partir de la base cómo podemos encarnar las recomendaciones, las resoluciones, etc.

R: Padre Louis: Hablando del trabajo realizado por los Oblatos en el campo de la Interculturalidad:
¿Está satisfecho de la respuesta que dan los Oblatos en este campo?

L: Pienso y hablo de una forma simple, con sencillez: Tenemos que pasar por un proceso de concientización sobre la realidad de la interculturalidad.
En primer lugar, sí. Yo digo que hay mucho interés y hay algunas prácticas. Tenemos que dar un paso adelante. Pienso que por el hecho de que el Capítulo ha escogido este tema queremos hacer. Tengo miedo, padre Roberto, cuando la gente habla: “Ya nuestra comunidad es ya intercultural”. Pienso que todavía no entendemos. La interculturalidad va a exigir la mutualidad entre las culturas. Puedo dar un ejemplo: en una región donde yo estuve, en una sesión conjunta. La región estaba hablando de los Oblatos que vienen “de fuera”. Y de cómo estos Oblatos tienen que prepararse para entrar en la realidad de la región. Y que ellos necesitan entender la realidad. Necesitan cambiar, necesitan crecer, acoger la realidad… Sí…, pero esto es una parte de nuestra vida misionera desde siempre. Sin embargo, un Oblato después de haber escuchado bastante esta conversación tuvo el coraje de hablar. Un Oblato que era “de fuera”, que es misionero de otra región, que ha venido a esta región, que estaba hablando de la necesidad de los que vienen de fuera, de entender la realidad. Este Oblato tenía el coraje para decir que los Oblatos, la mayoría de esta región, tienen que también cambiar porque viene un Oblato “de fuera”. No pensamos así. Pensamos que si tú eres de Perú y vienes a la Casa General, tú tienes que ajustarte, arreglarte a la vida de aquí. Porque hay una cultura dominante. No sabemos qué es la cultura dominante eh… Porque somos una mezcla. Pero si tú eres peruano y vas a los Estados Unidos te tienes que adaptar a una realidad americana.
Y la interculturalidad nos está exigiendo que no es solo un camino o una sola dirección. Son dos sentidos.
R: Saber dialogar, saber entrar en respeto.
L: Sí. Respeto, dialogar. A mí me gusta mucho la palabra mutualidad. Que mi cultura no es, no debe ser más dominante. Sabemos aprender a cambiar y a dialogar.
R: Con un diálogo cara a cara. Un diálogo horizontal, fraterno.
L: ¡Amén…, sí…,  ya¡ No se trata de superior frente a un inferior. No es que una cultura es mejor que la otra... Es solo diversa. A veces, yo veo que la gente desprecia una cultura. Hasta en los misioneros. “Ah…, la gente aquí…, en mi país es diferente, es mejor”…
¡No…!   Sí, es cierto que mi cultura tiene cosas buenas y malas. Y la otra cultura también los tiene. Pues hay un nivel de respeto, de apertura para conocer antes de despreciar, de disminuir.   

R: Este campo de la interculturalidad exige a todos los Oblatos un trabajo dentro de un campo específico. Nosotros como misioneros tenemos un fuerte trabajo en el tema de la Justicia, Paz y Cuidado de la Creación. Hay una presencia fuerte en la ONU.
Entonces ¿cómo podemos desarrollar una estrategia misionera que meta en acción a los misioneros para desarrollar juntos un trabajo que sea fructífero, por ejemplo con el mundo musulmán?

L: ¡Con el mundo musulmán! Hay una palabra clave que es la RED.  Juntos con la comunicación. Pienso que, concretamente, los Oblatos en el mundo tienen diálogo interreligioso con los musulmanes en la vida cotidiana. Siempre escucho esto cuando hago las visitas. Cuando luchamos juntos por agua en nuestro barrio, los musulmanes, los cristianos, los evangélicos, los católicos estamos juntos. Cuando buscamos acabar con la explotación de una compañía de mina que está contaminando el agua que necesitamos para la pesca, para la alimentación; estamos juntos para una acción concreta. Los Oblatos han hecho trabajo formidable en educación, en escuelas donde la absoluta mayoría es musulmana. Hemos educado hasta el nivel universitario. Es increíble lo que hemos hecho. Hoy hay un poco de desconfianza con la educación. Los musulmanes a veces piensan que queremos utilizar la escuela para convertirlos. Pero nuestra historia es otra. Nuestros Oblatos han hecho escuelas solamente para el bien de los musulmanes. Estas cosas prácticas son una forma de diálogo interreligioso.
Pienso que el camino oblato es más en la base con la gente pobre donde estamos trabajando juntos en proyectos comunes. Y este trabajo en la base recibe apoyo importantísimo de grupos como VIVAT en las Naciones Unidas, que pueden apoyar en la lucha por una vida mejor para la gente. Por ejemplo, el problema de minas hoy es muy grande. Trabajando juntos con otras entidades podemos tener más fuerza, hay más presión para ayudar a la gente en la base. Entonces, hay dos niveles: la base y también en los niveles grandes, donde podemos estar trabajando juntos dando presiones para conseguir así los derechos y las oportunidades mejores para la vida de los pobres.
R: Puedo afirmarlo yo también, porque cuando estuve en la Amazonia, he tenido esa ayuda y ese respaldo, también de VIVAT como de los Oblatos de Justicia y Paz de los Estados Unidos. Era cuando los Oblatos del Perú teníamos presencia en la Amazonia. Yo también estoy convencido que este trabajo de Red es una cosa fundamental.
L: La palabra que a mí me gusta mucho es: RESPALDO. Hay en este trabajo un respaldo.


R: Padre Louis…, una pregunta bastante especial. Cada año viendo los números, no solamente en los Oblatos sino a nivel de todas las congregaciones, hay una situación de poco aumento de vocaciones, y por otro lado hay un envejecimiento de los miembros en actividades misioneras,
¿Los Oblatos han empezado a buscar otra forma diversa de cómo mantener este Carisma de San Eugenio?

L: Padre Roberto… No me gusta la pregunta. Pero digo: procuré en el Capítulo General mostrar, y aquí pienso en el Papa Francisco porque no es mi idea, es él quien está diciendo: “Tenemos que mirar el mundo no solo de Europa o del Canadá o de los Estados Unidos”. Porque si miramos el mundo desde India, o desde Indonesia, o desde Vietnam, o desde Senegal, Madagascar, vemos una Iglesia demasiado joven, creciendo mucho. Pero en Europa el discurso muchas veces es muerte de la Iglesia, muerte de los Oblatos, muerte de los jesuitas, de los franciscanos, de los salesianos, pero yo pienso que tenemos que tener otra mirada en el mundo de la Congregación o de la Iglesia. Como he dicho, si miramos desde Asia o África es otra realidad. Pienso también en América Latina, siempre hablo que de América Latina yo quiero ver más fuerza. Brasil está creciendo en vocaciones y grupos nuevos. América Latina es la primera región en celebrar un Año Vocacional impresionante, y son varios los frutos que vienen del trabajo con los jóvenes.
En Europa hay cosas nuevas, sí... No tenemos noviciados con 200 novicios o más, es verdad. Disminución y envejecimiento en Europa, Canadá, Estados Unidos, Australia. También los Oblatos de Polonia van a decir que no es Europa entera, porque Polonia continúa de una manera fuerte. ¡Esto es una pequeña homilía! Pero, lo que quiero decir es que, sí hay otras maneras donde el Espíritu Santo hace surgir gente que ame el Carisma Oblato. Hay en nuestra Congregación cuantos y diversos grupos de laicos que están apasionados por San Eugenio de Mazenod y son formas excelentes que hacen más presente el Carisma de Nuestro Fundador. A veces, más que los mismos Oblatos, aman al Fundador, aman el Carisma. Quieren trabajar al lado de los pobres. No como asistencialismo, sino más bien en un trabajo con los pobres. Tenemos tantos grupos que están surgiendo en el mundo y no tenemos una organización uniforme de estos grupos. También hay otros religiosos, como las Oblatas de España y las Oblatas del Paraguay que son grupos nuevos de religiosas que están apasionadas por el Carisma Oblato.
Pienso y afirmo que es importante, como están enriqueciendo el Carisma. Y esta manera de cómo los laicos viven el Carisma Oblato, es una mutualidad, -nuevamente esta palabra-. Con nosotros, ellos nos enriquecen y nosotros enriquecemos a ellos. También quiero enfatizar que todavía con los grupos de laicos y las religiosas que viven el Carisma Oblato, tenemos que trabajar mucho por vocaciones de Oblatos consagrados. Indonesia, ahora ha colocado como prioridad misionera de la provincia, trabajo vocacional y formación. Porque si no tenemos vocaciones, nosotros no tenemos Misión.
Yo sé que nosotros hemos perdido un poco la fe sobre nuestro futuro… “¡Oh…, sí! Nosotros vamos a morir y los laicos van a vivir el Carisma”. ¡Yo no acepto esto! Nosotros vamos a vivir, y vamos a vivir el Carisma de una manera más rica por causa del intercambio con los laicos que tienen muchas cosas para mostrar, enseñar, sobre el Carisma de San Eugenio. Pienso que el futuro será muy bonito, muy bueno. No con números de grandes casas, centenas de escolásticos… ¡No, no… paso, paso! Los Oblatos comprometidos con los pobres viviendo en comunidades interculturales. Viviendo con laicos comprometidos en la Misión. Viviendo con jóvenes al servicio de la Misión de la Iglesia. Esto veo. Si tenemos en Europa, en América o en Australia, comunidades vivas, comunidades como luces, misioneras.
R: Esta fuerza que el Capítulo mismo lo ha puesto como uno de los puntos prioritarios: la Misión con los Jóvenes. Hoy por ejemplo, hay países que están trabajando JOMI, que quiere decir, Juventud Oblata de María Inmaculada.  Este por ejemplo es un estilo nuevo.
L: Sí, es un estilo nuevo que es obra del Espíritu Santo, yo pienso. Y está como un fuego en América Latina, en Australia, en Polonia, en la Provincia Central de Europa. Ahora una comunidad ha comenzado en el norte de Alemania, -en la Provincia Central de Europa-, es una manera nueva. Pero para mí la novedad es que no somos nosotros los que vamos a convertir a los jóvenes. Son los jóvenes en misión a los jóvenes. Y nosotros estamos en Misión con jóvenes misioneros. Y no como objetos de Misión, sino como sujetos de la Misión. Entonces, es una nueva manera que los jóvenes sean misioneros con nosotros.

R: Padre Louis: Aprovechando este despertar de vocaciones en algunas regiones:
¿Hay un país específico donde los Oblatos comenzarán una nueva experiencia misionera?
L: Me parece que los Oblatos de Zambia van entrar en Malawi.  Lo interesante es que el obispo quiere tener misioneros.  Él quiere que los misioneros primero conozcan bien la realidad del pueblo donde van a trabajar.  Los misioneros van a pasar por una preparación intensa de inculturación, estudio de la cultura, de las lenguas, de la historia del país y de la Iglesia.  La diócesis quiere que los Oblatos hagan un trabajo en conjunto con los otros agentes de pastoral.  No quiere que lleguemos y hagamos Misión “de nuestra forma” sin una preparación y conexión con la Iglesia local.  El obispo quiere que vivamos nuestro Carisma, que enriquezcamos la diócesis con él, pero, dentro de un conjunto de carismas eclesiales.  La diócesis no quiere que los Oblatos desarrollen “nuestra misión.”  El obispo quiere los religiosos por su carisma, incluso el testimonio de una vida de comunidad apostólica, de comunión fraterna. Es muy interesante y casi desconocido que un obispo tenga esta visión amplia, que quiera misioneros, respetando su carisma y que prestando mucha atención a cómo el carisma religioso será insertado en la diócesis.

R: Una última pregunta Padre Louis. Las nuevas necesidades exigen nuevos medios,
¿Con cuáles de ellos estamos contando? Porque es muy importante saber, por ejemplo cómo responder a estas exigencias.

L: Yo he pensado mucho sobre esta pregunta. Para mi la primera cosa son los Medios Sociales de Comunicación. Nosotros tenemos que saber utilizarlos bien. Y no como gente que es medio desconfiada o que tiene miedo de ellos, o ridiculizando o burlándose de estos medios. Tenemos que prepararnos sabiendo bien lo que estamos haciendo. Estoy contento que tú, padre Shanil y otros en la Congregación se están preparando para ayudarnos a entender y utilizar bien estos medios.
Pienso en los nuevos medios. Porque en el Capítulo General, el padre Bernard Keradec, OMI nos ha dicho: “Ustedes ponen esta palabra nuevo. Nuevo corazón, nuevo espíritu, nueva mente, nueva misión, pero ¿qué significa NUEVO?” Entonces, en la pregunta, tal vez lo que es viejo tiene que ser nuevo, renovado. Hay una cosa esencial que sabemos, no hay cosa nueva, pues es la vida de comunidad, la vida comunitaria apostólica.
Una situación que tenemos muchas veces es esta: hay una persona, un Oblato en la vanguardia con alguna cosa. Él está solo, él hace un buen trabajo, no tiene efecto sobre nosotros. Tiene efecto en la gente…, muy bien. Y cuando él envejece o muere. No hay continuidad. Pienso que las cosas que sabemos de San Eugenio, y la cosa siempre nueva del medio de evangelización, es el testimonio personal en y por una comunidad. Y una comunidad -como para volver al inicio- intercultural. Donde hay diálogo, donde podamos pasar tiempo juntos para conocernos y para entendernos, y no solo para trabajar. Pues nuestra vida es el mensaje que queremos anunciar. Hechos de los Apóstoles nos enseña: “vean los cristianos como se aman”.
Disculpa, pero yo vuelvo a una cosa sencilla. Tenemos necesidad, tenemos que usar los Medios Sociales de Comunicación, de vehículos, de torres de radio, de televisión, tenemos prensa gráfica. Tenemos que tener la estructura de la congregación de Comunicación. Tenemos que reforzar nuestra estructura. La web page, la comunicación entre nosotros. Yo pienso que en el fondo hay necesidad de comunidades que vivan el Evangelio como una comunión fraterna. Es el medio más esencial.

R: Le agradezco mucho Padre Louis Lougen, OMI por habernos dado este tiempo valioso para desarrollar esta entrevista.

 

Roma, domingo 23 de abril del 2017
DOMINGO DE LA MISERICORDIA

Entrevistador: P. Roberto Carrasco, OMI

#OblatesVoices



Juicio vencido a la Texaco. Reacción de Crevrón - Texaco

El día 7 de Septiembre del 2018 el tribunal arbitral de la Haya dio a conocer el resultado del fallo planteado por Chevron en contra del ...