domingo, 8 de mayo de 2016

Comisiones post conflicto amazónico 2008... ¿Qué se sacó de ello?

PARA RECORDAR:

Esta entrevista la llegué a encontrar en mis archivos personales, me resulta interesante compartirla porque describe claramente cuáles eran los momentos previos a la fuerte presencia petrolera en la cuenca del Napo antes y después del Conflicto Amazónico vivido el año 2008



Entrevista al P. Jack Mac Carthy, Opraem


Jefe del Puesto Misión de Santa Clotilde


 20 de diciembre  del 2008:


Teniendo como antecedentes la situación de las comunidades de las riberas del Curaray y del Arabela, las organizaciones decidieron realizar un plantón en la localidad de San Lorenzo con el fin de bloquear el ingreso de toda embarcación pluvial que provenga de alguna empresa petrolera que han empezado a operar en esta zona de la Amazonía.
(En plena lucha indígena de los pueblos kichwas del Napo - Comunidad de COPAL URCO - FOTO TOMADA el 04-05-2009 - por ROBERTO CARRASCO, OMI)

 El bloqueo empezó el 01 de diciembre del 2008. A más de una semana de paralización, 13 comunidades piden que se forme una comisión de alto nivel y con  personas que tengan poder de decisión. Así fue, dicha comisión es presidida por el Gerente General del Gobierno Regional de Loreto, el Ing. Roy Meza y otras autoridades de las carteras de Energía y Minas, Perupetro y de las Direcciones Regionales de Salud, Educación entre otros.
Se realizó una reunión con ellos en el mismo lugar de los acontecimientos. Saúl Pérez, representante de los dirigentes, planteó claramente las razones por la cual los llevaron a realizar dicho acto. Los puntos a tener en cuenta en este pliego de reclamos abarcan temas en el campo de: la creación del nuevo distrito del Curaray, educación, salud, trabajo, transporte, agricultura, ganadería, gestiones, actividades festivas, deportes, compensación por derecho de las explotaciones petroleras. A esto se sumó el tema de los préstamos agrarios en camu camu y sacha inchi que promueve el gobierno regional. Préstamos que deberían ser entregados no en Iquitos sino en el Curaray.
Se decidió formar cinco comisiones: salud, educación  y deporte, agricultura, transporte y comunicación y gestión y festividades. Las empresas petroleras se comprometieron a financiar el traslado y todos los gastos de estadía a los miembros de dichas comisiones que se iban a trasladar a la ciudad de Iquitos para una reunión donde se instalan las comisiones y empiezan su trabajo. A esta reunión, el P. Jack es invitado a participar. La entrevista que sigue se refiere a este encuentro que se realizó en Iquitos el miércoles 17 de diciembre en las instalaciones de la DIRESA.

 P. Jack ¿qué ideas y sugerencias tienes para esta reunión entre petroleros, comunidades nativas del Curaray y el gobierno regional?
Primero RECONOCER QUE NO ES UNA REUNIÓN ENTRE IGUALES. Que no es una reunión entre ricos y pobres. Por ser así se habla de que un grupo de personas pide favores a otras personas. Esto no es la situación. El INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática) dice que esta zona del Perú es una zona de pobreza extrema. Esto no es verdad. Las compañías petroleras no están aquí porque hay pobreza extrema en esta zona. Ellas están aquí porque reconocen que es una zona rica en minerales, hidrocarburos, agua y bosques. Entonces, el problema es que la pobreza que existe aquí ha sido creada, no es porque no hay riqueza. El problema es que  la gente que vive aquí no tiene relación legal con su propia tierra, con su tierra ancestral. Si tuviera posesión de este terreno, los petroleros estarían hablando entre iguales.
Ahora, ¿a dónde voy con todo esto? Lo que los petroleros pueden hacer más a favor de las comunidades nativas es ayudarles a recuperar su reconocimiento legal por estar viviendo en su tierra ancestral. ¿Qué quiere decir esto? (Uno) Eliminar madereros ilegales. (Dos) Conseguir contratos de crédito para carbono. Tratado de Kioto. Las compañías petroleras tienen abogados internacionales que conocen todo esto muy bien. ¿Qué requiere? Las compañías tienen que ir a Alan García y decir QUEREMOS RECUPERAR EL BOSQUE por dos motivos: Primero, porque somos compañías justas. Es justicia. Segundo, porque somos una compañía ambientalista.
Y, Antonio Brack, ahorita, hoy día, está en una reunión de las Naciones Unidas sobre Bosques Tropicales.

 ¿Dónde es la reunión?
 En Europa, en Finlandia creo, al norte. En  la BBC de Londres hay una entrevista muy interesante con él. Antonio Brack es reconocido como uno que entiende lo que es crisis de clima y cuál es la respuesta. Perú tiene 70  millones de hectáreas de bosques tropicales. Él está proponiendo en esta reunión salvar 50 millones y de estas, como 20 millones para las comunidades nativas completamente. Otros 20 millones para bosques de manejo sostenible. Y otros 10 millones para ecoturismo.
El daño ambiental. Las petroleras podrían hacer daño en un accidente horrible. Esto es un riesgo en el futuro. Pero en la actualidad, las petroleras no son los malos actores. Los malos actores son los madereros ilegales que cortan, talan el bosque, que en verdad es el futuro de estas comunidades. Teniendo contratos para manejar estos, para créditos de abono, cada comunidad va a tener su propio ingreso. Si quiere construir un puesto de salud puede construir, si quiere contratar médico, puede contratar médico. No va a estar pidiendo limosnas de compañías internacionales. Cuando los petroleros salen en 20 años, ellos van a poder salir con las conciencias limpias diciendo: ‘hemos encontrado gente pobre, hemos salido dejando atrás gente organizada con su propia forma de ganarse la vida en un  mundo que requiere bosques tropicales’.

 ¿Qué opinión te merece cuando algunos apus piden a la petrolera la construcción de un hospital o de cualquier otra obra que demanda no solamente una atención por parte del gobierno, sino también un presupuesto aparte?, ¿es suficiente ese pedido que hacen las autoridades de las distintas organizaciones existentes?
En mi opinión, no. El edificio no atiende enfermos, tampoco un edificio enseña estudiantes. Medicina y educación son obras de personas dedicadas a pacientes y estudiantes. Y requieren medicinas, requieren libros, requieren suficiente plata para ir a cursos a su propia capacitación. Y el ministerio no está en posición, tampoco el gobierno regional de estar haciendo esto.
¿Y por qué quieren hacerlo cuando en verdad estas comunidades son en justicia dueños de la madera y petróleo? Los petroleros, yo diría en esta forma, que la gente, las comunidades nativas ponen en riesgo su bosque y las compañías ponen en riesgo su plata y su ingeniería. Son socios. Y las comunidades deben participar de la ganancia para estar en el futuro. Pero deben participar. Deben tener acciones en la compañía porque son de veras, son socios. Si algo sale mal, petroleros pierden y la comunidad va a perder. Si algo sale bien los dos van a ganar, pero deben tener acciones en la obra. Es uno.
Y segundo, deben tener como planificar su propio futuro cuando no hay petróleo. Y esto va a ser dentro de 10 años o quién sabe. Los niños y sus colegios aun recibiendo trabajo de compañías petroleras no van a tener trabajo en 15 años. No va a ver petróleo. Y si va haber bosques, si salvamos bosques ahora. Bosque para manejo sostenible va a generar ingresos, va a dar trabajo digno y honesto a jóvenes. Este es el momento de actuar y las compañías petroleras, son en mi opinión, el recurso que nos faltaba. Ellos tienen abogados internacionales que entienden de créditos de carbono. Ellos tienen vínculos con el Ministerio del Ambiente, Energía y Minas, con el mismo presidente. Ellos tienen suficiente fuerza para forzar al gobierno de limpiar bosque, porque esto es sucio. Hay congresistas en esta madera, el mismo alcalde de Pucallpa estaba en esta madera. Nuestro vecino. Son corruptos. Los que están trabajando son narcotraficantes. Son ilegales en muchos sentidos. Nunca hemos tenido vecinos internacionales en nuestro río que puede utilizar su peso para ayudarnos a limpiar.

 P. Jack, tú tienes toda una vida como médico y como misionero  aquí en la zona del Napo, en Santa Clotilde, por lo menos unos 20 años. Si tuvieras que darle un mensaje a los apus, a la población en general, ¿qué es lo primero que se te ocurriría decirles ahora que la presencia de estas compañías petroleras es cada vez más inminente?
Primero, yo diría, deben hablar entre iguales. Donde he comenzado esta entrevista. Deben decir, señores, esta conversación no va a continuar sino tenemos acciones en la empresa. Nosotros estamos arriesgando nuestros bosques, nuestras vidas, nuestro futuro, y ustedes arriesgan su plata y ponen su ingeniería; juntos hacemos una empresa. Queremos que ustedes reconozcan, asignen a cada comunidad un 10% de las acciones. Ellos pueden.  Yo necesito ayuda con esto, con los abogados que es justo. Pero mientras no tienen acciones en la actividad petrolera, no son iguales. Y siempre va a quedar pobres pidiendo apoyo de los ricos. Esto no es futuro. Esto es… ¿qué joven va a decidir quedar aquí y vivir? Todos los jóvenes van a salir. Están cortando su futuro y eliminando futuro.
Segundo es, decir a los apus: ahora si tienes 100 dólares, contrata a alguien para que les dé un curso en cambio climático y en valor de bosques. Bosques vivos, parados valen más que bosques talados.
Si ustedes están diciendo: ‘bueno ahora tenemos que hacer algo, cortamos 25 troncos de cedro y esto ayuda a comprar uniformes para nuestros escolares y alambres de púa para los búfalos’. Este es una forma de pensar que va a mantenerlos siempre, siempre en la pobreza. Tu riqueza es tu terreno y el bosque está siendo dañado gravemente. Si seguimos no van a tener posibilidad de contrato con Kioto, porque no van a tener bosques sanos. Japón, Alemania y holandeses no van a invertir  de ninguna forma.

Entrevista realizada  por Roberto Carrasco, OMI

Los Salesianos y la Amazonia

por Juan Bottasso Boe tti (*) 10.20435/tellus.v18i37.606 EL CONTEXTO HISTÓRICO Después del r...